Sign in / Join

Yoana Aguilera: La chica que hace magia con un palo y una bocha

Hay historias de jugadoras que son historias de vida diferentes.La de Yoana Aguilera lo es. Dentro del hockey de Las Colonias, es una perla que brilla con luz propia.

“El Quillá  construyó mayores combinaciones colectivas que le permitieron abrir el marcador con un penal de Yoana Aguilera que definió al ángulo derecho para el 1-0.

Apareció Aguilera, con un gol oportuno, en el momento que más la necesitaba su equipo. Su anotación a falta de siete minutos para el final, posibilitó la clasificación de El Quillá a semifinales del certamen” dicen comentarios de periodistas santafesinos que citan a la delantera Yoana Aguilera del hockey de El Quillá de Santa Fe.

“Hay que citar que en la final del Campeonato Argentino de Clubes con sede en Santa Fe, Banco Nación de Buenos Aires superó a Universitario de Córdoba por 1 a 0 y se quedó con el título nacional. El bronce quedó en manos de Náutico El Quillá que brilló en condición de local” dice en su resumen de hoy la Confederación Argentina de Hockey sobre Ccésped sobre el campeonato máximo de nivel nacional de clubes que terminó ayer.

¿Quién es Yoana Aguilera? Es una sancarlina que nació en las inferiores del Club Argentino de San Carlos Centro. De naturaleza humilde, sencilla, apasionada amó el hockey desde la cuna misma donde nació. Los sábados,  cuando apenas despuntaba el sol se la veía llegar al club horas antes de sus partidos en séptima. Y jugaba sola en la cancha mientras esperaba que llegaran todos.

Cando llegaban los árbitros los acompañaba a verificar las redes en los dos arcos caminando a su lado, mientras les preguntaba cuestiones reglamentarias- podía hacerlo durante horas y no se cansaba nunca- , y sobre qué decía el reglamento de las jugadas que inventaba en su casa mientras pasaba horas con el palo y la pelota, o en el pavimento de la ruta provincial 10 porque no tenía lugar en casa.

Era una nena de 10 años, pero su amor por el hockey era único y maravilloso, que emocionaba de verlo. Con una pelota y un palo su rostro se iluminaba.

Propietaria de una brillante calidad técnica que vive en su sangre desde niña, persona de notables valores humanos, generosa y sacrificada dentro y fuera de la cancha, cuando su edad la llevaba a buscar otros horizontes, El Quillá como institución, y el hockey en particular, la recibió en sus brazos y fue un amor mutuo. Un crecimiento en común en ese gran club del hockey santafesino.

Por supuesto que Yoana no sería tal si no tuviera ese puñado de guerreras de El Quillá que hacen del hockey un ballet de belleza estética que conmueve y alegra a quien lo puede disfrutar, sea o no de esos colores.

Hoy, la florcita silvestre de Argentino de San Carlos Centro se ha convertido en un rosal de goles, brilla su magia, para felicidad de todos los que aman el hockey.

 

Daniel Frank

Deja una respuesta