10.4 C
Esperanza
domingo, septiembre 20, 2020
Inicio Actualidad La feria del Barrio Sur crece y es un éxito

La feria del Barrio Sur crece y es un éxito

“Estar juntos para organizarnos mostrando lo que hacemos es también dialogar para cuidarnos mejorando así el barrio”.

 

Los vecinos del Barrio Sur, organizaron la feria de los mismos vecinos, que mostraron cosas sorprendentes.
Trabajos en vidrio, figuras en tejidos, alfombras, delantales, productos naturales para mejorar la salud y la belleza, plantas y retoños, faroles antiguos, juguetes, productos religiosos y hasta cruces hechas con broches y barnizadas.
Un sinfín de productos realmente bellos, como carteras de cuero y de tela, mochilas, bolsos, a precios que son realmente llamativos por su accesibilidad para todos los niveles sociales.
Bello, bueno y barato, la excelencia de las tres B en la Plaza 8 de Septiembre, que es un símbolo histórico del Barrio Sur y de la historia más central de la colonia Esperanza.
“Yo comencé a tejer por la enseñanza de la abuela de mi esposo. Ella teje desde muy pequeña y aprendió de sus abuelas. A veces a la siesta, otras veces a la noche, nos juntamos para tejer juntas y charlar un poco, como un espacio de recreación sin los chicos y el estrés que te da el hogar” cuenta una de las mujeres en uno de los stand a cronistas del Colono del Oeste.
Es domingo por la tarde, a las 17 comenzó el acarreo al predio. En bicicleta, motito o a pie, llega la familia, fundamentalmente son mujeres del barrio. Y la feria comienza a tomar forma en el hermoso verde de la plaza pública.
Emociona ver el stand de una jovencita que tiene el apoyo de toda su familia. Están papá, mamá, las tías, amigos de la familia. Ella misma es la que vende los productos hechos con elementos que existen en cualquier lugar. Son motivos navideños. Sorprenden las cruces hechas con broches, hermosas y baratas.
“Mi papá hace estos objetos en vitreaux. Fue a estudiar a Rosario. A él le sirve, se distrae y de paso hace unos pesos” y en verdad el velador es mágico de lindo y está a muy buen precio. No deja de ser un buen regalo en cualquier momento.
“Yo trabajo a pedido. Todo lo que está aquí es modo de muestra. La persona elige, me pide los cambios que quiera y le hago el producto” cuenta una mujer de mediana edad, mientras nos muestra productos que llaman la atención sobre todo por sus precios y las terminaciones, por ejemplo las riñoneras en cuerina o los bolsos para mujeres y los sobres para fiestas de color a elección de la ropa que se va a usar.
Es domingo, imposible calcular la gente que recorre porque el público se mudándose.
Algunas familias llevaron sus reposeras y toman mate, mientras compran unas exquisitas tortas de las “chicas” de AVIM.
Un conocido fotógrafo del barrio muestra sus excelentes fotografías, también su colección de faroles dorados y antigüedades que brillan con el sol que ya se cae en la plaza. Y suma, unos patos hechos como juguetes para chicos que pueden correr a partir de sus mangos largos de madera, coloridos , simpáticos y a un precio más que mejorado.
“Las chicas estaban muy tristes después que todo se inundó. Pero nos juntamos, charlamos, nos dimos fuerzas, la intendente Ana Meiners nos sostuvo con su aliento… y acá estamos, unidas y no llorando en un rincón la triste suerte. Esta es nuestra segunda feria. Es imposible calcular la gente que ha venido y comprado. Estamos muy felices y agradecidas a la comunidad. Y esperamos en febrero hacer la feria con un festival para darle a la gente que no puede irse de vacaciones, una actividad que sea para la familia y la gente joven también”.
Una cita final es la cantidad de chicos y chicas jóvenes que estuvieron en la feria y además compraron pulseras, anillos y colgantes, por ejemplo, o regalos bien gasoleros para sus amigos, padres y abuelos.