Sign in / Join

Conatos de violencia se suceden con por lo menos un herido de bala

Mariano Machuca, 68 años, era tan bueno como persona como constructor.
Todo el que necesitaba trabajo, le daba una mano, le enseñaba el oficio incluso.
Nadie en su casa se fue sin un plato de comida cuando lo necesitaba. Incluso, crió chicos humildes que no eran suyos, que lo aman como al buen padre que fue para ellos. Su asesinato ha despertado una guerra entre vecinos en el barrio.

Generoso y buen vecino, siempre estaba al lado del que lo necesitara. Sin embargo, esa misma bonhomía sería su Talón de Aquiles. Porque el sólo hecho de que una persona es tu vecino no lo hace bueno.
El tal Gómez vivía cerca de su casa. En el barrio «Ceferino Namuncurá, recuerdan la muerte de una persona mayor de apellido Maestri. Una noche de sábado estaban tomando en su casa en una juntada, y Gómez le pegó una trompada, cayó al piso el vecino mayor y golpeó su cabeza, y luego murió.
Cuentan los vecinos que Machuca había ido al río con amigos en la zona del balneario el sábado.
Había cobrado un dinero de un trabajo y a la noche estaban tomando en su casa. Entre los presentes estaba el tal Gómez.
En un momento de la noche, dicen que Gómez lo mató golpeándolo salvajemente y le robó el dinero y una moto roja 150 de cilindrada, propiedad de Machuca.
Al mediodía del domingo, un vecino que trabajaba con él, le extrañaba que no haya aparecido y miró por la ventana. El cuerpo del hombre se adivinaba tirado en el piso debajo de una frazada.
Y con la temperatura reinante, el vecino sospechó que las cosas no estaban bien. Cuentan que entonces llamó al 911, luego se notificó a la policía y con la llegada de un familiar directo abrieron la puerta que habría estado cerrada con llave.
Lamentablemente el cuadro fue el más doloroso para la familia. Ya nada se podía hacer, lo habían matado a golpes, al parecer a botellazos, trompadas y patadas.
Faltaba el dinero y la moto.
Era bien pasado el mediodía del domingo cuando los familiares de Gómez abandonaron la casa.
Después hubo ataques contra la casa de dos de las personas que habrían estado a la noche con Machuca en la juntada, en diferentes horarios, por la tarde y por la noche que se pudieron resolver gracias a la acción policial, sin personas heridas. La policía sigue de consigna bajo la lluvia cuidando el lugar en un clima muy caliente donde se huele en el aire el enojo bravo de la familia de los Machuca y de las personas que lo querían. Los vecinos tienen miedo.
Por último hay que citar que la policía realizó una detención ayer domingo, de un joven que habría estado en el lugar de los hechos, quien luego habría sido dejado en libertad y en horas posteriores habría detenido al tal Gómez.

Todo continúa en estas horas de la siesta. Hubo una nueva reyerta donde dicen los vecinos que un hombre fue internado con disparos de armas de fuego en su cuerpo, tras un enfrentamiento entre vecinos.
La investigación la tiene la Fiscalía y la PDI.