Sign in / Join

“Esperanza es un sello de calidad nacional en la industria del mueble”

Virginia Ramunno nos recibe con su natural cordialidad y calidez en la Fábrica de Sillas Esperanza, más conocida hoy como FSE Esperanza.
Entusiasta empresaria que junto con sus hermanos, están transformando la empresa industrial, la cual en este mes celebra sus 45 años de vida.
Cuenta que de la mano de su abuelo Ramón Baravalle y su entonces socio, construyeron este sueño común industrial en el sector del mueble.
“Hace un año, asumimos los hermanos un proceso de transformación al tomar la empresa que era de nuestro abuelo” reseña.
“Entonces planificamos un reordenamiento y abrimos nuevos caminos que hoy estamos transitando con mucho esfuerzo, pero también con una enorme pasión.
Por entonces, al comprar la empresa cambiamos su perfil de fábrica y también el comercial.
FSE siempre fue un vendedor mayorista como fábrica, sin terminación, con la entrega de la silla en crudo. Ahora trabajamos con mayoristas y minoristas, porque vendemos ya cada unidad terminada, al usuario final incluso.
Pero, además, incorporamos a la fabricación de sillas, la de mesas e incluso hacemos muebles a medida, ampliando la gama de ofertas.
Y también a ello, modificamos las ventas y los pagos con el otorgamiento de créditos.
Hoy, los costos de mesas y sillas, y otros muebles tienen valores importantes para una familia y es por eso que incluímos las compras con tarjetas y a crédito.
Y realmente nos va muy bien, por supuesto que, con un gran esfuerzo de inversión en horas de trabajo, tanto de nosotros como empresarios, como el personal, que por ejemplo, en algunos casos en materia comercial, suma ahora los sábados como jornada laborable” relata la entrevistada.
En el punto del personal saben que tienen un tesoro.
“Contamos con personal, de edades mayores como jóvenes. Pero con una gran predisposición al trabajo y a crecer. Por eso también se pudieron hacer los cambios. Experiencia y mucha energía, más deseos de progresar, es la cualidad de nuestros empleados, y tiene mucho que ver entonces también con la calidad del mueble.
Nosotros siempre nos distinguimos durante estos 45 años por tener buenos precios, calidad en el producto y una atención siempre atenta y cordial, que nos distingue como empresa en el país, ante nuestros clientes y los clientes nuevos que se van sumando, tanto en Esperanza, como en la región, la provincia y en todo el país”.
“Hoy, la voluntad de la empresa es llegar al consumidor final, con un producto terminado.
En ese aspecto hemos crecido y sistematizado la producción y la comercialización. Es todo una nueva dinámica, que nos pone a la altura de los tiempos” señala la empresaria, quien además es una activa dirigente de la Cámara de Industriales Madereros de Esperanza.
“La idea como fábrica es crecer en armonía, ir superando metas y alcanzando logros, modernizando y creando paso a paso.
La idea es que podamos desarrollarnos con ganancia para todos. El que es empresario por su esfuerzo, y el trabajador con su familia. Siempre hemos tenido esa idea central, que el progreso sea compartido, como lo es el trabajo, cada uno en lo que le toca” cuenta Virginia Ramunno mientras comparte unos mates mañaneros.
“Son tiempos duros, pero aceptamos el desafío, y en verdad estamos alcanzado las metas viables y ciertas que nos propusimos. A veces soñamos con avanzar más rápido, pero siempre aparece la cordura y respondemos a un plan de progreso establecido” confiesa.
“Es importante ir renovando la tecnología, producir modificaciones para un mejor desarrollo, ir gestando nuevas oportunidades. Todo eso hace a la tarea cotidiana dentro de la empresa, trabajando en equipo” relata.
Un tema vital a la hora del desarrollo de las empresas y de las industrias en particular es el manejo de las redes sociales.
“Hoy hemos creado una participación muy importante en lo que es la presencia de FSE Sillas, por ejemplo de Facebook, y nuestra participación en las redes sociales se va ampliado, en relación con todo el país.
El trabajo es arduo, intenso, en todos los frentes, pero lo hacemos con mucha pasión, contentos ante el desafío que nos hemos impuesto, que guarda relación, además, afectiva con nuestra historia y con nuestra familia” dice con voz que se comprende y se siente emocionada en este mes donde 45 años contienen y muestran vidas familiares entregadas totalmente a la industria familiar, que hoy se está transformando de acuerdo a las exigencias de los tiempos.
Como resumen puede decirse que “ampliamos la oferta de productos y el catálogo, modernizamos el sistema de ventas, sostenemos la calidad del producto y los buenos precios muy competitivos en el mercado regional y nacional, mejoramos las formas de venta y de pagos con el crédito, y llegamos al cliente mayorista como el minorista y al usuario final” nos detalla en la sede de la fábrica FSE Sillas que se ubica en calle 1º, de Mayo 2613, tel 03496-421412.
“Esperanza tiene un sello a nivel nacional, de calidad. Eso es importante que todos los industriales mantengamos. Y en ese contexto también tiene que ver la materia prima. Nosotros trabajamos el Guatambú, pero sumamos el Paraíso, porque a mucha gente le gusta ver un mueble veteado.
Este punto también es importante, porque la madera es un elemento determinante en la fabricación del mueble” dice finalmente, mientras brinda su saludo cordial a todos sus colegas en este festejo común.

Deja una respuesta