Sign in / Join

Argentina necesita a los tamberos y a las vacas lecheras de pie

Son una enorme masa de familias trabajadoras. Porque en el tambo “ponen el lomo” todos. De acuerdo a las edades, todos y cada uno tienen “algo” para hacer.

Cuando la noche hace despuntar el alba, cuando las estrellas ya vienen y el horizonte se viste entre rojizo y amarillo. Esta gente d ela ruraidad, son  los que “se acuestan pato y amanecen con el gallo”.

Ellos son el brazo, el alma y la economía de los pueblos. Y generan una de las materias primas más importantes para la alimentación argentina y mundial, la  que además “mueve” las fábricas con los obreros de pueblos y ciudades de toda la región centro del país.

Castigados a regímenes económicos improcedentes por todos los gobiernos democráticos y las dictaduras, sin embargo, no se van a rendir. Sería una pérdida irreparable si lo hicieran.

Emociona verlos ponerle el cuerpo y la vida al progreso de cada pueblo, ciudad,provincia, región y país, que ellos tienen por patria desde tiempos inmemoriales.

El abuelo, la mujer, los hijos, los nietos juntos ante la convocatoria de la Universidad Nacional del Litoral.

Familias, tamberos, vacas, terneros y tambos, médicos veterinarios, ingenieros agrónomos, profesionales, facultades, profesores, alumnos y docentes de nivel medio, entre otros, le ponen el pecho a la adversidad para que las vacas y el tambo sigan de pie.

Lo hacen en Esperanza, un símbolo histórico como ciudad que quebró para siempre la historia argentina con la inmigración, el amor al trabajo y la mirada puesta en el horizontes para construir desarrollo.

Si los abuelos hicieron  brotar pueblos y ciudades de las estepas y los montes salvajes, cómo no sostener al tambo y a la familia tambera que es parte de la gran historia argentina del trabajo y el progreso.

Deja una respuesta