Sign in / Join

El camino del amor al infierno y al fraude

Detuvieron al concubino de la contadora que estaba desaparecido con sus cheques. Dónde estaba y qué le secuestraron. Es de Esperanza. Hay una millón de razones para sospechar de él. Está denunciado además por tenencia de arma de fuego.

 

J. C. Hang, quien en junio de 2019 cumplió los 29 años de edad, natural de Esperanza, fue aprehendido a las 4:30 de la madrugada del sábado 31 de agosto de 2019 en el Gran Hotel Reconquista, donde estaba alojado en una habitación, cuenta el sitio Reconquista Hoy de la ciudad capital del departamento Obligado.
Todo comenzó cuando una profesional de la ciudad de Reconquista denunció que le faltan numerosos cheques propios y de terceros y echó a quien era su pareja.
“La contadora Marina Licia Massat, 48, domiciliada en calle Belgrano 1315 de Reconquista, denunció que le cobraron 13 cheques de su cuenta que ella había dejado firmados en blanco a quien era su pareja para que pague a proveedores” dicen los colegas de la ciudad del norte santafesino.
“Cree que los cobró él (Hang) o bien los endosó y transfirió a terceros, pero no llegaron al destino por ella pergeñado, por una cifra desconocida; además denunció que el defraudador confeccionó cheques por un total de $600.000 que le sacó de una chequera de su cuenta del Banco Macro que tenía guardada sin uso.
Eso lo advirtió el 16 de agosto de 2019 cuando tomó la decisión de echarlo de su casa y realizó la primera denuncia, materializada el 24 de agosto de 2019.
El viernes 30 de agosto amplió la denuncia con el detalle de los cheques sustraídos por un monto que aún no sabe precisar.
Son 72 cheques de su propiedad, más cheques de terceros.
En su primera denuncia lo había denunciado también por tenencia ilegal de arma de fuego, ya que al sacar ropas de su ex pareja, entre ellas encontró oculto un revólver calibre 32 cargado con 6 balas. Todo quedó secuestrado en el marco de una causa que se investiga por posibles delitos de estafas y tenencia indebida de arma de fuego de uso civil.
Marina contó a Reconquista HOY que está “con miedo”, no sale de su asombro al sentir que hasta hace 2 semanas dormía con el enemigo. Se manifestó defraudada por la persona en la que confiaba.
La investigación del caso está en manos del fiscal Leandro Mai y en principio no pesaba sobre Hang ninguna imputación ni orden de detención.
Posteriormente, cuando el esperancino fue encontrado en el Hotel de Reconquista, la policía actuó y la habitación fue requisada y secuestraron “pruebas importantes”, contó una fuente de la investigación a Reconquista Hoy.
Entre ellas tenía cheques que su pareja denunció que le faltaron firmados en blanco.
La contadora Marina Masat dijo que se los dejó así para que pague a proveedores, pero que en un abuso de confianza los completó a su nombre y los usó como instrumento de pago.
En la tarde del mismo sábado el fiscal del caso, Leandro Mai, firmó la orden de detención y ahora espera confirmación de día y horario para llevarlo ante un juez para imputarle los hechos delictivos.
Lo que investiga es una defraudación especial, art. 173 inc 4° del Código Penal, que refiere a estafa por abuso de firma en blanco, lo que la ley argentina reprocha con pena de un mes a seis años de prisión.
Trascendió que quien sería un tal Hang también está debiendo varios miles de pesos al Gran Hotel, donde se albergaba desde que fue echado de la casa de su víctima, cuenta el diario de internet del norte santafesino.
El perjuicio económico aún es incalculable. Según estimaciones de la propia firma, el perjuicio económico supera los $600.000, pero aún no se puede precisar la cifra porque hay decenas de cheques de los que aún no se sabe dónde están y si han sido puestos en circulación.
Para tener una idea del cuánto, hay que decir que Hang apostó en los últimos días más de un millón de pesos a la quiniela.
Dicen que es un jugador empedernido, además de un adicto en recuperación que desde Rafaela llegó a Reconquista para buscar superar el problema en el Hogar de El Buen Samaritano; por eso se pueden ver fotos de Hang con cristo, santos y cruces y difundiendo la obra del padre Néstor Vera.
Según Degoumois, Hang es secretario de “El Buen Samaritano”.
La persecución penal está en manos del fiscal Leandro Mai y ahora se sumará el abogado Marcelo Venetucci como querellante en representación de la empresa damnificada.
Hang es defendido por Ricardo Degoumois y Daniel Barale y como juez de la instrucción penal preparatoria actúa Claudia Bressán, quien declaró legal la detención y dispuso que permanezca en prisión preventiva sin plazo, cuentan los colegas del norte santafesino.
La contadora Massat está vinculada a las actividades rurales y agropecuarias donde se encuentra comprometida con las actividades del sector dirigente en los temas que hacen al campo en su ciudad y en la zona.
De acuerdo a lo que se conoce, la profesional Marina Massat, contadora de profesión es actualmente la presidenta de la sociedad anónima agrícola ganadera Don Celso con sede en la ciudad de Reconquista.
Esta sería propiedad que comparte con sus hermanos Lilian Maricel Massat y Víctor Hugo Massat, todos hijos de Don Celso Masat, un histórico productor agropecuario de la Región Reconquista. Tienen una sociedad anónima inscripta en AFIP para cría de ganado bovino, agricultura y servicio de transporte de mercaderías a granel y de animales.

Una historia de amor, oración y dinero

“La contadora Marina Massat, ex pareja de Hang, es la denunciante del caso.
Marina conoció a Hang en un grupo de oración. Hang estaba internado en el Buen Samaritano por adicción a las drogas y al juego. Tras realizar el tratamiento y cumpliendo todos los pasos estuvo «recuperado» y allí conoció a la empresaria de Reconquista.
Tras unos meses fueron a vivir juntos y mientras estaba en su casa la empresa familiar se quedó sin secretaria y como Hang en su momento había trabajado en un banco Marina le pidió que se hiciera cargo del empleo vacante.
Es así como Hang comenzó a realizar trámites de la empresa agropecuaria y también de transportes que tiene la familia Massat. Fue en febrero o marzo cuando comenzaron las sospechas sobre las actitudes de Hang y donde Marina comenzó a prestar más atención a los movimientos del joven.
Finalmente hace unas semanas se dio cuenta de la faltante de mucho dinero y de algunos cheques que llegaron rebotados por falta de fondos.
Inmediatamente se comunicó con el banco y se dio cuenta de que le había falsificado también la firma. Inmediatamente echó a Hang de su casa y realizó la denuncia.
Hasta el momento se sospecha de la desaparición de más de 70 cheques, por un monto superior a los $600.000. Hang fue imputado este lunes y seguirá tras las rejas hasta cuando se realice la audiencia de medidas cautelares para saber si sigue o no tras las rejas.

Estafa
En el art. 172, el C. Penal describe la figura básica de la estafa, en tanto que el art. 173 (11 incisos) se refiere a casos especiales de defraudación; dentro de estos, vamos a ver que algunos contemplan verdaderos casos de estafa (ejs.: los incs. 3º, 6º, 8º, 9º, etc.), y otros, en cambio, responden a la idea del abuso de confianza (ejs.: incs. 2º, 7º, 11º ).

Abuso de confianza
La confianza, es la seguridad, la fe, que se tienen en otras personas y que hace que a su respecto no se tomen las precauciones normales. Abuso de confianza consiste en que el autor se aproveche dolosamente de esa fe o seguridad que la víctima depositó en él, para conseguir una disposición patrimonial de ella.
Nosotros ya vimos que el «abuso de confianza» (junto con la «estafa») es una de las formas básicas de la defraudación. A raíz de ello, se sostiene que incluir el abuso de confianza como medio para configurar la estafa, importa un manifiesto error. El razonamiento es el siguiente: si la confianza ya existía, es decir, no fue creada especialmente por el autor, existiría el delito de defraudación del art. 173 inc. 2º. Si la confianza fue creada por el autor, con el propósito deliberado de abusar de ella después, estamos en presencia de un ardid y el hecho encuadra en el art. 172 parte final cuando dice «cualquier otro ardid o engaño». De acá, se puede deducir, que la mención del abuso de confianza, en cualquier caso, es ociosa.
(Fuente: Reconquista).

Deja una respuesta