Sign in / Join

Caren Andreoli se hace grande entre los grandes del periodismo argentino

Nos enteramos por la casualidad que provoca el periodismo.  Y en esa cualidad de casuística es donde suelen incubarse las mejores notas.

Caren un día se fue en silencio, cargando su valija de sueños. Con el amor y el apoyo de su familia, pero, infinitamente sola en un mundo donde la competencia suele ser impiadosa.
La joven esperancina se armó de valor y de sueños, estudió y se sacrificó lejos de su tierra natal, de la protección de la familia y los amigos, en una de las urbes más importantes de América Latina, reconocida en el mundo, como lo es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Sólo ella conoce en su interior y en su alma el valor de la persistencia en el objetivo de triunfar en lo que se ama y en la acción diaria de lo que apasiona.
Entrevistada por El Colono del Oeste, en un aparte de su intensa vida profesional en el mundo porteño, nos cuenta que “nací en Esperanza, donde viví los primeros 18 años de mi vida.
Desde el Jardín de Infantes hasta el quinto año de la secundaria estudié en el colegio San José” de los Padres Verbitas.
“Cuando terminé la secundaria en el año 2009,vine a estudiar ingeniería a Buenos Aires.
Mientras tanto, no podía despegarme de Esperanza y viajaba cada quince días a la ciudad” nos dice y se emociona.
Nos sigue contando que “después de tres años, noté que no era la carrera con la que más me sentía cómoda, pese a ser una linda experiencia” en un hecho que suele suceder con muchos jóvenes que procuran congeniar estudio, profesión y futuro.
“Dando un giro de 360 grados -cuenta-, en 2012 me anoté en la carrera de periodismo deportivo.
Mientras estudiaba, sentía que necesitaba profundizar ciertos temas, ya que la carrera estaba totalmente orientada hacia los deportes. Dejando así, temas periodísticos que yo consideraba como importantes.
Es por esto que, en el año 2013, decidí ahondar en los conocimientos teóricos del periodismo en la Universidad del Salvador- de los padres Jesuitas uno de los centros universitarios más valorados de la Argentina y por ende de Buenos Aires. .

Ser y sentir
“Desde el primer día que ingresas en periodismo, todos los profesores te preguntan si es una vocación que sentiste desde pequeño.
Algunos de mis compañeros contestaban rápidamente que sí y otros se miraban con temor a responder.
No pienso que es una carrera que necesariamente tiene que gustarte desde niño.
Muchas veces, por distintos estereotipos subestimamos profesiones interesantes” asegura con madurez y conocimiento del tema por experiencia propia.
“En medio de la Licenciatura, empecé a ver que las herramientas digitales estaban siendo las más importantes en la profesión.
De repente, estábamos en el medio de una gran transformación tecnológica. Por un lado, el periodismo tradicional, el del diario papel, el de la radio analógica. Por el otro, el periodismo de las redes, de la conexión minuto a minuto, el que contaba los “clicks”, “likes” y “compartidos”.

Esto lo terminé de percibir en las pasantías que realicé en la Editorial Perfil, particularmente en el área digital de la revista Noticias” nos dice señalando espacios de gran importancia del periodismo donde ha cumplido funciones.
Sobre el tema tecnológico y digital indica: “Lamentablemente, algunos periodistas quedaron afuera de esta transformación y no lograron aggiornarse a las nuevas tecnologías. Hoy, un medio no exige a los profesionales que sólo sepan escribir. Pide que manejen redes sociales, tengan conocimientos de diseño, fotografía, de herramientas de video, audio e imagen” manifiesta con acierto acerca de lo que se exige hoy en la profesión para ser buen periodista y estar en el sistema.
“En resumen -agrega la colega- que cubras el hecho, lo edites y lo presentes en el menor tiempo posible”.

Crecer siempre
“Cuando vi que se necesitaban todas estas capacidades, decidí anotarme en la Maestría en Periodismo de la Universidad de San Andrés y Grupo Clarín.
Allí obtuve una beca que me permitió terminar de completar las cualidades que hoy requiere el periodismo.
Grandes profesionales de la talla de Nelson Castro, Miguel WiñazkiMaría Laura Santillán, Lalo Mir, entre tantos otros, aportaron su experiencia en los medios de comunicación.

En Radio Mitre y Lanata
La maestría me dio la posibilidad de entrar a Radio Mitre, en principio como redactora web, y ahora también como editora de la emisión en streaming HD del programa “Lanata sin filtro”.
Ella no lo dice pero se trata de uno de los programas radiales más escuchados de la Argentina con millones de personas como oyentes en la semana. “Principalmente, escribo artículos vinculados a la realeza británica y al espectáculo internacional. Asimismo, depende que viraje temático hay durante el día.
Al mismo tiempo, manejo las cámaras del estudio, que después se reproducen en la web de la radio.
¿Cómo es trabajar con Jorge Lanata? Igual que trabajar con el resto de los periodistas. Destaco la tranquilidad y humildad de todos los profesionales de la radio.
Además, del rigor que se aplica en cada información que se pone al aire o en la web. Creo que la radio en los próximos años será más televisiva, con más cámaras en los estudios y mayor producción audiovisual.
Por ahora miro el presente. Sí, quisiera, seguir desarrollando la parte digital en el medio en el que me encuentre.
Creo que es la característica principal que tiene que tener un periodista tanto en el presente como en el futuro. Y lo más importante, lograr actualizarse ante las demandas tecnológicas.
Finalmente, también me gustaría colaborar con medios santafesinos” dice la esperancina que se hace grande al lado de los grandes del periodismo argentino.

Deja una respuesta