19.3 C
Esperanza
jueves, octubre 1, 2020
Inicio Actualidad Carta de una vecina con la perra en brazos

Carta de una vecina con la perra en brazos

“Me pone de muy mal humor salir a caminar con mí perra agarrada a su correa y tener que volverme a mí casa o hacerla upa para que el resto de los perros que están sueltos afuera de las casas no la ataquen, y no hablo de un perro solo…

Lo peor de todo es que tengo que caminar con una rama o pegarle a los animales que no tienen la culpa para evitar que ladren, ataquen y muerdan a la mía.
Si querés que tus perros estén afuera, sacalos a pasear con su correa o soltalos al frente de tu casa, pero supervisarlos y fíjate que no estén corriendo a personas de todas las edades en bicicletas, vehículos, personas o atacando a otros animales.
No son simples animales, pueden atacar y lastimar a alguien.
Tener mascotas implica responsabilidad y compromiso con el animal y con el resto de las mascotas además de las personas”.