Sign in / Join

Caso Baraldo, día 8: “Todavía no lo puedo superar” dijo la denunciante

La mamá del niño brindó testimonio esta tarde. Repasó cómo se había enterado de la situación de abuso de su hijo y por qué denunció a su propia familia.

En coincidencia con lo expresado ayer por su pareja, la mamá del niño víctima en este presunto caso de abuso sexual relató cómo tomó conocimiento de lo ocurrido. Todo comenzó una tarde de octubre de 2013, cuando, mientras merendaban, el hombre comenzó a observar un teléfono celular nuevo que la abuela le había regalado al niño.

Viendo las fotos encontró una que le llamó la atención: una imagen de un genital masculino. Al consultarle al nene esquivó la respuesta y cuando los llamaron a los abuelos sindicaron a un vecinito. Al nene entonces se le prohibió ir a la casa de ese niño.

La mujer aclaró que estaba cursando los últimos meses de un embarazo de riesgo, y por eso no continuaron con la situación de la foto.

Según el relato de la testigo, la situación cambió en junio de 2014, cuando una tía de la mujer la advirtió que se trataba de un miembro de un adulto y que tuviera cuidado con su padre cuando se embriagaba. Esto generó que vuelva a preguntarle a su hijo por la foto, y allí le habría reconocido que era el abuelo.

La defensa en el contrainterrogatorio le cuestionó por qué había esperado hasta el mes de agosto para hacer la denuncia. La mujer respondió que como mamá en ese momento no supo que hacer.  En ese entonces optó por llevar al niño a una psicóloga y como la situación no prosperó radicó la denuncia.

La fiscalía le preguntó a la testigo qué había ganado con la denuncia, a lo que la mujer respondió: “no gané nada, lo único que hice fue creerle a mi hijo y confiar en la justicia”.

A su turno, la defensa le cuestionó por qué no había averiguado el nombre del vecinito o del profesor de fútbol que alguna vez sospechó que abusaba de su hijo, y por qué no los había denunciado, a lo que la testigo respondió con un concreto: porque no.

Por último, los defensores también le preguntaron un el primer examen médico que le realizaron al niño en el hospital de niños. La mujer explicó que se había tratado de un examen superficial y que el profesional le aclaró que ellos hacían exámenes para casos de abusos recientes, y no abusos crónicos como sería este caso.

Las última pregunta se la hizo la abogada que la representa como querellante: “¿que sintió cuando denunció a su familia? – Traición, no esperaba esto de mi propia familia con mi hijo, hasta el día de hoy no lo puedo superar.”

Con la declaración de la denunciante finalizó la producción de prueba de la fiscalía, y el próximo miércoles a las 14 comenzarán los testigos de la defensa.

Deja una respuesta