Sign in / Join

Caso Maldonado: la Justicia aún no descartó la desaparición forzada

El fiscal general de Esquel aseguró que “no cabe la menor duda de que la Gendarmería participó del hecho”

Las primeras conclusiones de la autopsia realizada al cuerpo de Santiago Maldonado aún no son suficientes para descartar algunas de las líneas de investigación que sigue la Justicia en la causa que intenta determinar qué sucedió con el joven artesano el 1° de agosto. Así lo aseguró el fiscal general Norberto Bellver, quien aclaró que todas las hipótesis continúan siendo analizadas, incluso la de desaparición forzada.

“La Gendarmería participó del hecho, eso no cabe la menor duda. Ahora hay que ver qué responsabilidad le cupo: dónde estaba, si vieron a Santiago Maldonado o quiénes estaban con él”, explicó en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

El funcionario judicial de quien depende la fiscal del caso, Silvina Avila, dijo que hay un amplio abanico de posibilidades abiertas, que van desde el homicidio preterintencional(cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones pero el resultado de su accionar es la muerte) hasta el abandono de persona (si un compañero vio a Maldonado con dificultades en el río y no lo asistió).

Las primeras conclusiones de la autopsia realizada al cuerpo de Santiago Maldonado aún no son suficientes para descartar algunas de las líneas de investigación que sigue la Justicia en la causa que intenta determinar qué sucedió con el joven artesano el 1° de agosto. Así lo aseguró el fiscal general Norberto Bellver, quien aclaró que todas las hipótesis continúan siendo analizadas, incluso la de desaparición forzada.

“La Gendarmería participó del hecho, eso no cabe la menor duda. Ahora hay que ver qué responsabilidad le cupo: dónde estaba, si vieron a Santiago Maldonado o quiénes estaban con él”, explicó en diálogo con Luis Novaresio en radio La Red.

El funcionario judicial de quien depende la fiscal del caso, Silvina Avila, dijo que hay un amplio abanico de posibilidades abiertas, que van desde el homicidio preterintencional (cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones pero el resultado de su accionar es la muerte) hasta el abandono de persona (si un compañero vio a Maldonado con dificultades en el río y no lo asistió).

Bellver reveló además que están tratando de identificar quién atendió uno de los teléfonos celulares del artesano, que fue activado durante 22 segundos cuando el joven estaba desaparecido.

Un antecedente que podría ser válido en este caso es el del homicidio Ezequiel Demonty, quien en 2002 fue obligado por un grupo de policías a arrojarse al Riachuelo. Como el joven no sabía nadar, murió. Los efectivos fueron condenados a prisión perpetua.

La autopsia

Los más de 50 peritos que observaron la autopsia realizada el viernes por Roberto Cohen, del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, firmaron sin discrepancias el acta que certifica los análisis hechos sobre el cuerpo de Santiago Maldonado. Tal como adelantó el juez federal Guillermo Gustavo Lleral, el cadáver del joven de 28 años no presentó lesiones que puedan relacionarse con golpes o con heridas de algún tipo de arma. La necropsia ahora se incluirá en el expediente, mientras se esperan resultados de análisis complementarios, específicamente para saber cuándo y qué causó su muerte.

La principal hipótesis es que efectivamente Santiago Maldonado murió en el agua helada del río Chubut el 1º de agosto, mientras Gendarmería entraba a disparos y piedrazos a la Pu Lof Resistencia Cushamen y obligaba a los siete manifestantes restantes, que habían cortado la Ruta 40 junto al tatuador, a cruzar el cauce de agua, a 400 metros del lugar del piquete, y refugiarse en las montañas del otro lado de la orilla.

La firma del acta de la necropsia (ninguna de las partes se llevó una copia, para evitar filtraciones) es una formalidad. Allí se explica qué es lo que se hizo el viernes, y el detalle del método técnico del procedimiento: cómo llegó el cuerpo, en qué condiciones, cuánto pesa, mide, y todas las prácticas que se fueron realizando. Pero no están en ese documento ni la data ni la causa de muerte.

La mayoría de las fuentes consultadas por el sitio Infobae coinciden en que para asegurar que Santiago murió en el río Chubut hacen falta estos estudios. Algunas consideraron que hay pocas chances de que Maldonado haya muerto en otro lado. Una adelantó que “no consta que hubiera sido arrastrado” hacia el agua. Eso tendría que ver con que no se hallaron signos de defensa en las manos y las uñas de Maldonado. Tampoco se encontraron golpes en sus nudillos, que podrían indicar una posible pelea con un gendarme. Un sector de la querella aseguró que “todavía no descartamos que alguien haya llevado a Santiago hasta allí”.

Deja una respuesta