22.8 C
Esperanza
miércoles, octubre 21, 2020
Inicio Actualidad Chañar Ladeado: hasta el comisario estaba en una fiesta clandestina

Chañar Ladeado: hasta el comisario estaba en una fiesta clandestina

Sucedió en el sur provincial donde los vecinos de un salón de fiesta denunciaron que la policía no los atendía y había un descontrol de personas en las inmediaciones.

Chañar Ladeado es una localidad del sur santafesino que se encuentra a 175 kilómetros al oeste de Rosario. En estos momentos es una de las más castigadas de esa región por el coronavirus, tanto en la cantidad de casos como en víctimas fatales. Registra 261 casos confirmados de coronavirus desde el inicio de la pandemia y 18 casos de personas que fallecieron luego de haber contraído el virus.

Pero ahora se volvió noticia por ser el escenario de una multitudinaria fiesta clandestina -cabe recordar que se encuentran suspendidas en el marco de la pandemia por el coronavirus- el pasado sábado en la que participaron cerca de 150 personas, entre las que figuraba el comisario del pueblo.

De acuerdo al relato de los vecinos, la fiesta que supuestamente fue organizada por un delivery de bebidas y contó con la presencia de más de 150 personas incumplían todo tipo de protocolos: personas sin barbijos ni respetando el distanciamiento social, ruidos molestos, jóvenes corriendo picadas, personas sin ropa y haciendo sus necesidades en las casas vecinas, y la música elevada.

En diálogo con De 10, Matías Dichiara presidente comunal explicó que se enteró del evento por el llamado de algunos vecinos de la zona que solicitaron ser atendidos por las autoridades.

“La molestia de los vecinos fue por la salida de los chicos en el lugar que hacían sus necesidades y vomitaban en las casas del lugar, y al llamar a la policía no obtuvieron respuestas” contó el funcionario.

Por su lado, los policías “aludieron que sólo eran dos, y al enterarse de la fiesta no podían ir a suspenderla porque tenían miedo de que se produzca alguna situación complicada con los chicos y decidieron estar en el lugar en forma de control” se excusaron.

“El fiscal contó que la policía lo había llamado e informado de la situación y ordenó el procesamiento del dueño del salón que dijo que lo había alquilado y del organizador del evento” concluyó Dichiara.