Sign in / Join

Charla abierta con un agropecuario y tambero esperancino

“Yo voté a Macri (Mauricio) porque la corrupción del kirchnerismo me era asquerosa. Quería un cambio para mejor, pero ahora estamos en una encerrona; porque la situación del tambo es  trabajar a pérdida y con  la cosecha me embocaron dos inundaciones y la piedra”.

Parados en la vereda de la calle Sarmiento, la mañana pasa para ellos como si fuera una charla de vecinos más. Pero están en ese diálogo el histórico campesino y el cronista.

“Los aumentos te matan. Los de la energía son un  ataque de un Pitbull a la yugular, pero los del gasoil y la nafta son terribles, determinantes. Vos cargás un tanque lleno en un tractor, son miles de pesos que los gastas en una mañana. Y el combustible no para de subir, tenés dos o tres aumentos por mes. Una locura que no para”.

Tambo

“Lo del tambo hoy es inviable. Yo tengo un tambo chico. Las industrias te pagan 8 pesos el litro y vos tenés 11 pesos de costos para producir. Venimos de 8 meses de trabajar a pérdida. Y te pagan cuando quieren en la fecha que quieren. ¿Pero que hacés? vendés todo… Nunca más armás un tambo. Olvidate.

Nosotros tenemos tierra para cosecha, pero, ojo, no toda la tierra sirve para sembrar. No todos se pueden pasar a la agricultura. Y además, te aumentan  el combustible, te matan  con los impuestos y te suben las retenciones. Y si encima te agarran dos inundaciones y la piedra, tenés que trabajar y rezar, porque las cosechas contra las inundaciones no tienen seguro en la Argentina y los demás sólo en ciertas condiciones te lo aseguran.

Si el clima se te hace una desgracia. Después necesitás dos o tres cosechas para volver a recuperarte solamente con respecto a los millones de pesos que perdiste”. “Y encima el Estado te cobra la ganancia presunta, una verguenza”.

Costos

“Todo aumenta, las semillas, los agroquímicos, el combustible, los medicamentos veterinarios, los seguros y encima la inflación.

Yo compré un tractor en un millón de pesos a precio dólar hace un año. Hoy, doce meses después cuesta 4 millones de pesos. ¿Quién va a comprar un tractor a crédito? La verdad es que no se vende una herramienta más, ni tractor, ni cosechadora, ni nada como hasta hace un año atrás. El campo está cada vez peor”.

Ya las empresas del sector igual como otras metalmecánicas de la zona están dando vacaciones anticipadas.

 

Campos y valores

“Si, una hectárea de tierra buena vale 10 mil dólares. ¿Pero, quien la puede comprar?. Nosotros, los campesinos chicos no. Puede servir para los que son muy ricos y blanquean plata negra, para los ricos que hacen inversiones, pero no para los que trabajamos y vivimos del campo.

Antes vos podías decir: estoy cansado del campo. Vendo lo que tengo y construyo departamentos y vivo de rentas. ¿A quién le vas a alquilar un departamento en el centro? Si la gente no tiene un peso y se está yendo de los alquileres a vivir con algún familiar y se hace una piecita en el fondo del terreno de los padres o de un familiar”.

No sabemos

“La verdad es que no queremos dejar de creer, pero no vemos cómo se sale, porque estamos cada vez peor. Si me preguntan hoy a quién voy a votar dentro de unos meses, la verdad es que no sé” dice el tambero y agricultor esperancino mientras abre los brazos y los golpea contra sus costados.

Tal vez, la situación de la gente de campo de Esperanza y Las Colonias se resuma en una broma hecha por un agropecuario de Nuevo Torino cuando nos confesó una duda: “en el pueblo estamos organizando una marcha, pero no sabemos bien, si en contra de Cristina o a favor de Cristina…”.

Esperanza y el departamento Las Colonias votó hace tres años en un 70% del padrón electoral a Cambiemos.

 

    Daniel Frank 

 

Fotografía: Escultura “El Tambero” en el pueblo de Navarro, ubicado a 100 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es la capital provincial del tambo.