Sign in / Join

Claves para evitar las “picardías” comerciales en el regalo del Día de la Madre

En la búsqueda del obsequio para agasajar a mamá en su día pueden surgir situaciones en las que es necesario saber cómo actuar, por ejemplo, cuando el vendedor dice que se terminó el stock de una promoción o que sólo se pueden hacer cambios los días de semana. Un listado de consejos claros y útiles que ayudan a resolverlas.

La consigna de estas últimas horas es elegir y comprar el regalo que sorprenda a mamá en su día. La recorrida por shoppings, avenidas comerciales y tiendas online es una oportunidad para que los consumidores hagan valer sus derechos antes, durante y después de comprar.

Por eso, especialistas en Defensa del Consumidor armaron un listado de consejos claros, precisos y útiles para tener a mano ante las distintas situaciones que se pueden plantear en la relación de consumo, sobre todo en fechas comerciales como la del Día de la Madre cuando estadísticamente suele haber más abusos.

Cuando te dicen que la promoción se quedó sin stock

En este tipo de fechas abundan las publicidades de promociones y descuentos especiales, anzuelos eficaces para atraer compradores. Y ante ellas, ningún consumidor está ajeno a que el vendedor de un local anuncie que se quedó sin stock de la blusa o la cartera que aparece en los carteles de la vidriera.

Los engaños durante los “Días de” son más comunes

Los engaños durante los “Días de” son más comunes

Los especialistas en Derecho del Consumidor explican que las ofertas deben ser cumplidas por quien las formula durante el plazo de su vigencia, que debe estar detallado obligatoriamente con su fecha de inicio y de finalización (artículo 7 de la ley de Defensa de Consumidor, 24.240). En caso de que el comercio no informe el agotamiento del stock y el producto se terminó, el consumidor tiene derecho a exigir la entrega de uno igual o mejor al precio ofertado.

“La mera leyenda ‘hasta agotar stock’ no alcanza para omitir la cantidad de unidades ofrecidos”, indicó a Infobae el especialista y profesor de Derecho del Consumidor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Carlos Tambussi.

La ley no obliga a los comercios a incluir esa leyenda en los avisos. Si la incluyen –algo que hace la mayoría– el comercio está obligado a indicar el stock total, es decir la cantidad de unidades disponibles para la venta y los lugares donde se comercializan. En la Ciudad de Buenos Aires, además, deben indicar el stock que tiene cada sucursal de la firma, según el artículo 9 de la ley 4.827.

las ofertas deben ser cumplidas por quien las formula durante el plazo de su vigencia

las ofertas deben ser cumplidas por quien las formula durante el plazo de su vigencia

Para poder aprovechar la promoción, antes de comprar no sólo hay que mirar el asunto del stock, sino toda la letra chica del anuncio porque los descuentos suelen tener topes máximos en el monto del reintegro y distintos mecanismos de reembolso de ese dinero, restricciones de días y ante determinadas formas de pago y no son acumulables con otras promociones.

Cuando te ponen trabas para cambiar el regalo

Para evitar esta ingrata experiencia, post regalo a mamá, hay que recordar que en los comercios ubicados en la Ciudad de Buenos Aires los cambios y devoluciones de ropa o productos no perecederos pueden realizarse dentro de los 30 días de realizada la compra, en los mismos días y horarios en los que el comercio atiende al público, según lo establece la ley 3.281 que los locales tienen que exhibir en lugares visibles como el sector de cajas o las vidrieras.

Esa ley dice también que si el importe del producto a devolver es superior al que se lleva el cliente, el comercio debe devolver el dinero o entregar por escrito una nota de crédito por la diferencia para ser utilizada durante el plazo de 90 días posteriores a la compra.

¿Cómo es en el resto del país? En la Provincia de Buenos Aires, la ley 14.374 dispone que el cambio de los productos pueda hacerse los días y horarios que el comercio atiende al público. La ciudad de Córdoba cuenta con una ordenanza que establece lo mismo. Y el jueves pasado, en Mendoza se sancionó la ley provincial que también deja atrás la vieja costumbre de realizar los cambios los días y horarios pautados según el criterio de cada comercio.

En el resto del país, en los casos en los que no exista una normativa al respecto, los especialistas señalan que se pueden aplicar, supletoriamente, la Ley de Defensa del Consumidor: obliga a los proveedores a suministrar al consumidor información cierta, clara y detallada (artículo 4) y a garantizarle condiciones de atención y trato digno y equitativo (artículo 8 bis).

Cuando te quieren cobrar más caro por pagar con tarjeta en un pago

Desde 2014, la Ciudad de Buenos Aires está vigente la ley 5.008 que obliga a los comercios a no hacer diferencias de precio entre operaciones al contado y con tarjeta de crédito o débito. El precio exhibido del producto debe ser el mismo para las dos formas de pago: al contado y con tarjeta. En lo que va del año, en la Ciudad se sancionaron a 163 comercios por violación a esta ley. Las multas pueden trepar hasta la suma de 5.000.000 pesos.

En la Ciudad no debe haber diferencias en un pago (iStock)

En la Ciudad no debe haber diferencias en un pago (iStock)

“La excepción que establece esta norma es que la diferencia de precio -a través de promociones o descuentos específicos- solo puede ser permitida cuando sea efectivamente favorable al consumidor o usuario. Es decir: no se puede recargar el precio del producto cuando se paga con tarjeta en un pago, pero sí se puede hacer un descuento por pagar en efectivo”, explicó a Infobae Jorge Surín, especialista en derecho del consumidor y profesor titular de Derecho del Consumidor de la Universidad de Belgrano (UB).

Esta ley está en sintonía con la obligación de no hacer diferencias de precio entre operaciones al contado y con tarjeta que figura en el artículo 37, inciso c, de la ley nacional de Tarjetas de Crédito 25.065.

Además, en enero de este año, la resolución 51-E de la Secretaría de Comercio que puso fin al sistema de venta en ‘cuotas sin interés’, ratificó que quienes comercialicen productos y/o servicios no podrán efectuar diferencias de precio entre operaciones al contado o efectivo, o en un solo pago con tarjeta.

Cuando te arrepentís de una compra online

Para fechas especiales como la del Día de la Madre, cada vez se encuentran más ofertas de obsequios y regalos online. Si la compra se realizó por internet y el producto no sirvió o no gustó, el consumidor tiene 10 días desde realizada la operación para cancelarla. Eso sí: no se pueden devolver productos personalizados, por ejemplo, los que tienen nombre y foto, discos, videos o programas de computación que se pueden instalar de forma inmediata y después seguir usando, y tampoco diarios y revistas.
Este derecho, establecido en el artículo 34 de la ley de Defensa del Consumidor, también corresponde para quienes realicen compras por correo, teléfono o venta domiciliaria.

(Istock)

(Istock)

Nunca está de más repasar lo que hay que tener presente a la hora de comprar online: verificar los datos del vendedor o la empresa; comprobar que la página web sea segura (la dirección debe comenzar con “https”); asegurarse de que figuren todas las características esenciales de lo que se va a comprar, los costos finales y los de envío, y pedir siempre el comprobante de pago para poder reclamar.

Cuando sentís que tus derechos como consumidor no se respetaron

Hay que recurrir a una oficina oficial de Defensa al Consumidor. En la Ciudad se reciben denuncias en las sedes comunales. Además, se puede solicitar una inspección (por ejemplo por la falta de exhibición de precios) por medio de la aplicación BA 147 para celulares, la línea gratuita 147 o la web del Gobierno de la Ciudad y en menos de 72 horas los inspectores se presentarán a constatar la falta. Para saber más sobre los derechos de los consumidores se pueden seguir las cuentas @BAconsumidor en Facebook y Twitter.

“En las fechas comerciales intensificamos las inspecciones en los lugares de compras y controlamos que se cumplan las promociones anunciadas”, afirmó Facundo Carrillo, Secretario de Atención y Gestión Ciudadana de la Ciudad de Buenos Aires, en cuya órbita funciona Defensa del Consumidor.

“También redoblamos los controles por exhibición de precios y de todos los carteles obligatorios –apuntó Vilma Bouza, directora general de Defensa del Consumidor porteña–. Es fundamental que los comercios cumplan con eso para garantizar una relación transparente con los consumidores. En la última semana se hicieron 86 actas de infracción por falta de precios en shoppings y avenidas comerciales”, informó.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor recuerda que se encuentra a disposición la Ventanilla Federal Única de Reclamos de Defensa del Consumidor para ingresar los reclamos y también la línea gratuita de orientación al consumidor (0800-666-1518) para recibir consultas de lunes a viernes de 8 a 20, desde todo el país.

 

Deja una respuesta