Sign in / Join

El Concejo Municipal es la piedra angular para todo gobierno

El concepto de piedra angular o piedra base, proviene del griego Άκρογωνιεîς mientras que en el idioma latín se dice Primarii Lapidis, que significa en buen castellano, la primera piedra en la construcción como una base de una cimentación de albañilería. Importante porque todas las otras piedras se establecen en referencia a esta piedra, lo que determina la posición y sustento de toda la estructura de la casa o del edificio.

Lo cierto es que, la elección a concejales en la ciudad dejó mucha tela para cortar y es de especial interés para los vecinos para los próximos, al menos, dos años que vienen.

La diferencia holgada que logró Ana Meiners y el justicialismo anima a pensar en general que de repetirse la voluntad popular sería intendente. En ese caso, es necesario analizar bajo qué circunstancia el poder ejecutivo tendrá su relación respecto al legislativo, es decir la conformación nueva del Concejo Municipal. Porque con los resultados dados, el  PJ tendría la casa pero no la piedra angular.

Las tres bancas que están en juego son, una del peronismo y las dos del Frente Progresista. Las que quedan por dos años son las dos de Cambiemos y las dos del Peronismo.

Si las elecciones en concejale sse repitieran, o fueran parecidas, es muy probable que el PJ, el Frente Progresista y Cambiemos sumen una banca. Entonces ingresarían Martín Franconi para el PJ, Rodrigo Muller del Frente Progresista y Mariano Puig de Cambiemos.

Así el Concejo Municipal tendría tres votos peronistas: Víctor Elena, Eduardo Kinen y Martín Franconi. Cambiemos contaría con Guillermo Bonvín y Mariano Puig del PRO y la radical Andrea Martínez.

Entonces la figura del radical del Frente Progresista, Rodrigo Muller, cobraría una importancia vital. Su voto sería decisivo, más si el peronismo quiere conservar la presidencia, porque “abajo” perdería por un voto, aunque eso tiene diferentes soluciones, un tanto forzadas, visto lo elástico que es el reglamento.

El peronismo, para tener dos concejales no sólo debe ganar, como lo ha hecho, por una buena diferencia, sino que debe hacerlo de una manera contudente en relación a la tercera fuerza. Eso es suma y resta directa. Y más que ello, porque significaría tener mayoría de cuatro concejales contra dos de Cambiemos y uno de la UCR-PS, si ingresa el segundo peronista, que todo hace especular que sería Sebastián Ranalleta, y en ese caso, el cartero traería más que buenas noticias a las huestes del General.

Visto los resultados, políticamente la pregunta más interesante de hacerse es quién puede ganar las elecciones a concejales en la ciudad. Visto los números la respuesta es: Cualquiera de los tres más grandes: PJ, Frente Progresista o Cambiemos.

¿Será el Concejo la piedra angular para el gobierno de Meiners o una posible piedra en la rueda? ¿Necesariamente si gana la oposición es una piedra en la rueda o en el camino? ¿Los ejes de las campañas lo tendrán presente?

 

Daniel Frank

 

Deja una respuesta