Sign in / Join

Un conflicto familiar causa un desastre en la calle

En la mañana de ayer, pasadas las 8, un hombre completamente nervioso, provocó un conflicto de magnitud en la esquina de Janssen y Güemes -en la zona del estadio del club Unión de Esperanza- producto de un tema familiar.

De acuerdo a las versiones de los vecinos en el lugar, un hombre de unos 40 años transitaba en un automóvil Wolksvagen Golf gris por calle Janssen hacia el norte.
En la misma dirección se guiaba en bicicleta su ex pareja, señalaron las fuentes, quien de pronto se habría visto sorprendida por el hombre que la detuvo y habría intentado subirla al rodado de manera violenta- incluso usando una picana eléctrica- ante los gritos de la mujer, de la que se encontraba temporalmente separado.
Los vecinos contaron que ante los gritos de auxilio acudieron y “parecía que todo se había tranquilizado, pero de pronto, el hombre se subió al automóvil y con la mujer con medio cuerpo adentro y otra parte arrastrándose por el pavimento, aceleró, doblando en la esquina de Unión -de contramano- por Güemes, chocando una camioneta oscura primero, y luego a otra blanca a la que arrastró hacia el otro lado de la calle, deteniéndose.

El automóvil gris en el que se manejaba es prestado, por una persona de la localidad de Pilar” contaron los vecinos.

Fuentes judiciales indicaron a este medio que el hombre tenía la imposición judicial de no acercarse a la casa y a su pareja.

Sobre las razones de esta “locura” en las calles de la ciudad esta mañana, se dice que responden a conflictos de la pareja que se encuentra separada, que se espera puedan encaminarse por la senda de la cordura.
El hombre fue retenido por los vecinos en el pavimento de la calle Güemes, luego fue detenido por la policía y la mujer hospitalizada.

El caso está en manos de la Fiscal Urquiza.
Los vecinos del sector quedaron conmocionados por los hechos y el hecho marca una realidad que se manifiesta en todos los barrios de la comunidad, la violencia doméstica que o deja de manifestarse y de ser uno de los problemas sociales, policiales y judiciales más notorios en la actualidad.

Deja una respuesta