Sign in / Join

Conmemoración de la resistencia de la Infantería de Marina

Eterno BIM 5

Por: Mauricio Yennerich. 

 

El Batallón N° 5 de Infantería de Marina de la Armada Argentina, forma parte de una historia en la que los hombres ponen su preparación, su espíritu de cuerpo y su valentía por encima de las decisiones de escritorio. El BIM 5 no se rindió. Entró, el 14 de junio de 1982, desfilando y con casi todas sus armas a Puerto Argentino.

El Capitán de Fragata Carlos H. Robacio, Jefe del BIM 5 informó al Comando Superior: “Mis hombres, un Batallón reforzado con dos Compañías, han luchado contra el 2do Batallón de guardia de los Escoceses. Contra el 1ero y el 7mo de fusileros gurkhas y parte del Batallón de Guardias Galeses. También nos hemos enfrentado con el Batallón 42 de Comando de Infantería de Marina. Hemos producido las bajas más sustanciales sufridas por la Infantería Británica en la conquista de las Islas Malvinas.”

Los guardias escoceses, habían asumido la misión de tomar Tumbledown. Se toparon con una resistencia violentísima del Batallón de Infantería de Marina Nº 5, conformado en un 75% por Conscriptos.

Robacio recibió la orden de repliegue, pues ya habían cesado las hostilidades. Sin embargo, fueron atacados por helicópteros bajo bandera británica, dos de los cuales fueron derribados por hombres del BIM 5.

En su diario, el General inglés John Kingsley, escribió: “El enemigo –por el BIM 5- estaba bien colocado y esperó a que estuviéramos a 100 metros de distancia para abrir fuego con todo lo que tenía. Los dos pelotones de avanzada estaban detenidos y cada vez que avanzaban, sufrían bajas. No podíamos imponernos. Al contrario de lo que se esperaba, el enemigo estaba en pie y luchaba”.

Dice Jenkins Hastings, en el libro La Batalla por Malvinas: “Los guardias escoceses, tropa de élite, podían escuchar a los argentinos gritar, incluso cantar, mientras luchaban. Eran las mejores tropas. El 5to de Infantería de Marina de Argentina”.

The Sunday Times, publicó: “No se rindieron ni se retiraron de Tumbledown, los Argentinos del Batallón 5to de Infantería.”

En épocas en las que nos resulta difícil imaginar cómo sería una conflagración, pues la tecnología robótica, el desarrollo de los drones y las armas satelitalmente dirigidas, parecen haber colocado a la guerra, definitivamente, en el terreno de la ficción cinematográfica, el recuerdo de la resistencia del Batallón 5 de Infantería de Marina, confirma que no habrá nada que reemplace al soldado y su fusil en custodia de un territorio.

Deja una respuesta