Sign in / Join

Criminal y sangriento ataque contra un pibe

 Un pibe sencillo, de una familia de la ciudad, que tiene edad para cursar el tercer o cuarto año de la escuela secundaria. Le pegaron una puñalada, artera y cobarde en la espalda, aparentemente para robarle un teléfono celular.

La ciudad no sale de la sorpresa de dos sujetos jóvenes hiriendo a una almacenera en un comercio para robarle 1.200 pesos de la caja registradora en el barrio sur la semana pasada. Ayer, cuando el boliche cercano a Amado Aufranc y Moreno cerraba sus puertas y los chicos y chicas volvían a  sus hogares, dos desclasados atacaron salvaje y criminalmente al pibe esperancino, del cual protegemos el apellido por ser menor de edad.

Igualmente, las redes sociales muestran la puñalada en la espalda, sangrante, lo cual no vamos a publicar por respeto al adolescente, la familia y la sociedad, pues lo consideramos una fotografía innecesaria.

Pero la brutalidad inhumana de la violencia contra la vida de un chico de apenas 16 años, que había ido a bailar, resulta social y comunitariamente intolerable. Tal como el feroz ataque contra la despensera en el sur de la ciudad.

Dicen que el ardid montado por dos deleznables delincuentes en una moto, fue preguntarle la hora al pibe que inocentemente, metió la mano en el bolsillo y sacó el celular. Era lo que los malvivientes necesitaban para agredirlo e intentar robarlo.

El jovencito fue auxiliado por personal de salud y llevado a un nosocomio local, aparentemente sin riesgo de vida.

Habrá que esperar que estos dos hechos tan violentos y criminales, que merecen el repudio de toda la comunidad esperancina, sean aclarados y sus autores detenidos, para evitar que más vecinos corran tan serio riesgo de vida.

Fotografía a modo de ilustración

Deja una respuesta