Sign in / Join

Desde Esperanza, Yeruvá se posiciona a la vanguardia mundial

La firma radicada en la ciudad cabecera del departamento Las Colonias, inició recientemente una serie de ensayos que podría convertirla en la primera a nivel mundial en migrar a un proceso físico de filtración, absorción y absorción para decolorar y eliminar el hierro del plasma.Nada se pierde, todo se transforma. Y produce bien social.

Lo que para algunas firmas es considerado un descarte de su proceso de producción, para otras es el insumo principal para la industrialización y fuente de su negocio.
Ello sucede con Yeruvá, una empresa santafesina que utiliza la sangre bovina y porcina proveniente de la faena de animales en frigoríficos para generar productos de alto valor proteico que colocan en una veintena de plazas internacionales.
No contentos con ello, ahora iniciaron un proyecto que la podría poner a la vanguardia mundial.

Esperanza sede
La compañía tiene su sede central en Esperanza, pero cuenta con sedes en las provincias de La Pampa y Córdoba.
Desde 1995 se especializa en este singular mercado, en el que compiten a nivel global con un selecto grupo de multinacionales.
Entre otros destinos, sus clientes provienen de países como Estados Unidos, Brasil, China, Indonesia, Tailandia, Angola y Corea del Sur.
La firma recibe el insumo proveniente de los frigoríficos y separa dos productos: plasma y hemoglobina.
El primero contiene proteínas de alto valor biológico y es utilizado en la industria de alimentos, tanto humana (embutidos y fiambres) como animal (balanceados).
Por el tipo de proceso, esta corriente se encuentra habitualmente contaminada con restos de hemoglobina, que le aportan color y trazas de hierro que disminuyen el valor de la producción.

Notable
Buscando consolidar aún más su presencia en el mercado externo, creando riqueza para Esperanza, Santa Fe y la Argentina, la firma inició recientemente una serie de ensayos que podría convertirla en la primera a nivel mundial en migrar a un proceso físico de filtración y absorción para decolorar y eliminar el hierro del plasma. La alternativa que surgió fue utilizar nanopartículas super-paramagnéticas, que permite la remoción del hierro y por tanto la coloración indeseada del plasma.
“La solución consiste en encontrar una combinación que optimice el proceso en tanto a inversión, eficiencia y costo operativo y el diseño de un equipamiento a nivel planta piloto para escalar las pruebas previamente a realizarse a nivel laboratorio”, explicó a Agrofy News Roberto Gay, gerente general de Yeruvá.
Inversión
El ejecutivo precisó que para encarar esta fase de prueba la inversión supera los 2 millones y medio de pesos, cifra que podría escalar fuertemente en el caso que el ensayo sea positivo. Si bien la previsión inicial era que dicha etapa alcance los 18 meses, por la evolución que viene teniendo los tiempos probablemente se acorten.

El gobierno apoya
“La expectativa es muy grande porque lo que venimos viendo es que puede funcionar muy bien”, dijo Gay, quien destacó el apoyo que la empresa Yeruvá recibe por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología del gobierno santafesino, que subsidia la mitad del desembolso. «Este proceso sería único en el rubro a nivel mundial”, agregó. Vale recordar que el plasma sanguíneo es un ingrediente muy buscado y valorado por el mercado (con precios que oscilan entre 3,50 y 4 dólares por kilogramo) y que es exportado más del 50% del volumen producido.
Por Juan Chiummiento (Cronistas Las Colonias)

Deja una respuesta