15.6 C
Esperanza
miércoles, agosto 12, 2020
Inicio Actualidad Desde un ataque incendiario hasta una persecución a Grutly

Desde un ataque incendiario hasta una persecución a Grutly

Un joven de 23 años, domiciliado en esta ciudad, fue aprehendido por ser el presunto autor de incendiar un automóvil en la vía pública.

El hecho ocurrió pasada las 8 de la mañana de ayer domingo, cuando personal policial del Comando Radioeléctrico tomó conocimiento por parte de un llamado a la Central 911 que en calle Saavedra al 700 se estaría incendiando un vehículo.

Al hacerse presente en el lugar, se pudo determinar que el joven antes mencionado habría ocasionado intencionalmente el foco ígneo de un automóvil Fiat 147, el cual se encontraba estacionado en la vía pública, propiedad de un vecino de este medio, siendo trasladado a sede policial. No se conoce el móvil incendiario y e labraron las actuaciones con conocimiento del Fiscal en turno.

De Esperanza hasta Grulty, perseguidos

En la madrugada, tres jóvenes oriundos de nuestra ciudad, fueron aprehendidos por incumplimiento del aislamiento social y por resistencia a la autoridad, en la localidad departamental de Grutly ubicada a varios kilómetros de Esperanza.
Personal policial de la Brigada Motorizada realizando patrullajes preventivos, observaron circular un automóvil por la intersección de las calles Janssen y Juan Ramb -Barrio Norte- de este medio, quienes al intentar identificar a su conductor y acompañantes, emprendieron la fuga a alta velocidad por distintas arterias de Esperanza, para luego tomar dirección hacia el cardinal Oeste por Ruta 70.

Nunca los policías los perdieron de vista estando el automóvil bajo seguimiento controlado de los patrullas. Salieron de la ciudad, fueron hasta Humboldt, localidad ubicada a unos 10 kilómetros al oeste de Esperanza. En el cruce de  rutas en esa comundad doblan hacia el norte con los policías motorizados detrás y finalmente son detenidos e identificados en la localidad de Grutly.

Los mencionados fueron trasladados a sede de Comisaría 1°, dándose conocimiento al Fiscal en turno para realizar las actuaciones de rigor.

Se desconcieron

Un joven de 18 años, oriundo este medio, fue lesionado tras participar de una gresca. El hecho ocurrió antes de la medianoche de ayer, en una vivienda ubicada en el Sur de nuestra ciudad, donde varias personas comenzaron a discutir y luego una de ellas hirió con un elemento contundente al joven antes mencionado, ocasionándole un corte que no revistió gravedad.

Al llegar personal policial de Comando Radioeléctrico al lugar, los intervinientes se habían retirado pero estaría identificado el autor. El lesionado fue asistido por personal de Emergencias 107 y por el hecho se dio conocimiento al Fiscal en turno, impartiendo órdenes al respecto.

Transitaba con un  arma de fuego

Un hombre de 40 años oriundo de la ciudad de Santa Fe, fue aprehendido por portar un arma de fuego de uso civil, careciendo de la documentación de la misma.
El hecho ocurrió antes de la medianoche de ayer, cuando Personal policial de la Subcomisaria 6ta. y Comisaría 2° de San Carlos Centro, tomaron conocimiento que una persona circulaba en su automóvil portando un arma de fuego y tras un eficaz operativo de búsqueda, interceptaron al mencionado en las calles Scalabrini Ortiz y Colon de la ciudad de San Carlos y al realizar la requisa del vehículo se secuestró una pistola Bersa calibre 22.

El mismo fue trasladado a sede policial, dándose conocimiento al Fiscal en turno.

 

Muchas dudas ahora

El caso de denuncia de abuso sexual en Progreso entró en un cono de sombras. La historia dice que una joven de 14 años denunció a un joven de 25 años de haberla golpeado y abusado sexualmente en una vivienda en la localidad de Progreso.

El sujeto vive en Esperanza junto a una mujer y a un niño de corta edad. En el Barrio La Orilla.  En las últimas horas, esta persona se dice extraoficialmente que ha dejado en libertad por la Justicia, tras haberse entregado al día siguiente del supuesto ataque sexual en una dependencia policial de nuestra ciudad y detenido en un  primer momento.

Resulta singular el hecho -de ser cierto- porque es una medida absolutamente excepcional en estos tipos de delitos, y se especula con que el relato de la jovencita no resulta convincente, tanto como para pensar que el hecho hoy haya existido, porque aún cuando la relación sexual haya sido consentida, seguiría siendo una violación por la edad de la menor.

Seguramente cuando hagan las demás investigaciones y especialmente la cámara Gessel habrá mayores precisiones sobre el caso.