Sign in / Join

Desesperación por gel y pañales, locura en los “super” y bronca comercial

Los presos de la Cárcel de Las Flores en la ciudad de Santa Fe, están fabricando barbijos y alcohol en gel. Las multas municipales alcanzarían los 100 mil pesos y los empresarios, por ejemplo en comercios gastronómicos pueden ser detenidos.

Esta mañana en los supermercaodos, y en estos momentos, la compra de harinas, tomate, aceites, fideos, arroz,  entre otros productos es al por mayor, vaceándose las góndolas, en una actitud incomprensible, dado que no existe ni existirá desabastecimiento de alimentos.

La situación en muchos casos es de caos en ciertos sectores. Por ejemplo, hay comerciantes especialmente en el rubro gastronomía, que se quejan porque existen comercios del rubro que permanecen abiertos. “Si hay que cerrar, por el bien y la salud de la gente, que la medida sea para todos” nos confiaron comerciantes del rubro.

Se ha desatado una especie de furia por la compra de gel en la ciudad. Y es in creíble la cantidad de precios que tiene. Va desde 200 pesos hasta los 450 pesos y más.

Es real que mucha gente compra de a cinco unidades y algunos hasta de 10 unidades. Como si fuera una especie de la fiebre del gel o en estado de histeria colectiva. El hecho recuerda a quienes padecieron las inundaciones y debieron comprar agua en botellas, con precios que se triplicaron por entonces en Esperanza. Y al no haber electricidad, los valores de los fiambres eran caóticos.

Incluso, se ven unidades que no tienen marcas, por lo que es muy posible que haya esperancinos que lo estén fabricando. Eso sí, se dice que los tres componentes del gel aumentaron un 30 por ciento su valor en estos días.

Un hecho interesante es que las consultas a videos sobre cómo preparar gel, en internet ha estallado en materia de búsquedas. Algunos para tener en casa y otros para hacerse una “changa” de treinta días fabricando gel y vendiendo. Lo cierto es que el internet está a full en este tema.

En medio de todo ese golpe de ambición comercial con la desgracia ajena, también hay muchos comerciantes que venden sus productos a precios normales. Una conducta realmente para aplaudir socialmente.

Hay otros componentes del uso diario como por ejemplo, los pañales para los niños y el papel higiénico, que parecieran cobrar vida propia en cuanto a los costos en los lugares de venta en todos los barrios de la ciudad.

Gastronomía restringida

“Todo es una pena. Para los propietarios y para los trabajadores. Veníamos repuntando muy bien. Estas semanas de marzo se estaba vendiendo muy bien. Hasta ahora, todo va para abajo. La gente no sale, se queda en la casas.

Nos dijeron que debíamos acatar las órdenes municipales. Nos señalaron que de no hacer caso a las mismas, la multa es de 100 mil pesos. Y que además podíamos ser detenidos por la policía”, nos contó un esperancino en un local del centro de la ciudad hace unas pocas horas.

 

Presos hacen barbijos y gel

En la Cárcel de Las Flores los presos están confeccionan do barbijos para la población carcelaria y los agentes del servicio penitenciario y han comenzando, asesorados por técnicos, la producción de alcohol en gel.