Sign in / Join

Devolverán 200 mil pesos a las ancianas

Fuentes cercanas a las investigaciones contaron a El Colono del Oeste que dos estafadores deberán pagar 200 mil pesos a dos ancianas- a las que estafaron en Esperanza y en Humboldt- para poder salir de la cárcel.

La Fiscal María Laura Urquiza y las fuerzas de la Policía de Investigaciones (PDI), en su momento, pusieron tras las rejas, a dos maleantes que engañaron a dos personas mayores de nuestra ciudad y de Humboldt robándole dinero y joyas que retiraron de sus hogares y de dos mutuales donde las ancianas tenán sus fondos depostidados. Los delincuentes, de acuerdo a lo que se dice ha determinado la ley, deberán pagar unos 200 mil pesos, por el dinero y las joyas robadas, como imposición de la Justicia para poder dejar la prisiòn en donde se encuentran.
En estas instancias del proceso judicial, personas cercanas a las víctimas valoraron fuertemente el trabajo de la Fiscal Urquiza y de la policía de la PDI que “se metieron en zons muy peligrosas de Buenos Aires para dar con los criminales” confiaron a cronistas de este medio.
Los delincuentes se trasladaban en automóvil y venían haciendo un raid de estafas a personas ancianas desde Misiones. Se trata de integrantes de la comunidad gitana de Buenos Aires, a quienes se los considera de peligrosidad.
Estos malvivientes se ocultan en estas comunidades gitanas, que son temibles en los barrios bonaerenses y de la Capital Federal y suelen trabajar lavando el dinero con bienes raíces y rodados de alto valor.
Cabe consignar que eso ha pasado con el dinero y las joyas robadas a las dos hermanas ancianas que viven en Humboldt, localidad convecina a la ciudad de Esperanza, Capital del departamento Las Colonias donde precisamente mora su hermana. Debido a ello, y por las nuevas leyes penales que rigen, la Justicia ha determinado que estos maleantes deban abonar la suma antedicha, como exigencia para luego ser dejados en libertad mientras se tramita el juicio penal en la ciudad de Santa Fe.

 

Foto: Las doctoras Mariela Jiménez y María Laura Urquiza.

Deja una respuesta