12.6 C
Esperanza
miércoles, agosto 12, 2020
Inicio salud Día del Médico Rural en homenaje a Esteban Laureano Maradona

Día del Médico Rural en homenaje a Esteban Laureano Maradona

Un 4 de julio de 1895, nacía en Esperanza, Santa Fe, Esteban Laureano Maradona, el niño que luego se convirtió en la eminencia que dio origen al Día del Médico Rural.

“Vivíamos en un estado natural, como los indios”, mi infancia fue feliz y plena de vivencias con la naturaleza…aprendí a domar potros. Fui mal alumno, desordenado, rebelde…solitario de carácter fuerte como mi padre…que era bastante severo y tenía muchas estancias desperdigadas en la provincia…”, recuerda Laureano en su libro Recuerdos Campesinos. La familia se trasladó a Buenos Aires y Maradona ingresa en la Facultad de Medicina.

En 1930 se graduó de médico y viajó a Resistencia, Chaco, donde instaló un consultorio. Al tiempo se trasladó a la Isla del Cerrito, una zona de la provincia donde la lepra hacía estragos e impulsó la construcción de un lazareto para la atención de los enfermos. Luego partió rumbo a Paraguay donde comenzaba la Guerra del Chaco Boreal. Ofreció sus servicios de médico y, aunque pasó un tiempo en prisión sospechado de espionaje, pudo ejercer su profesión en el Hospital Naval, donde fue designado director.

 

Fue entonces, al terminar la guerra, que Maradona regresó a la Argentina y se encontró con su destino de médico rural en Estanislao del Campo. Cobraba muy poco e incluso atendía gratis a los habitantes de las comunidades indígenas del lugar.

En el kilómetro 240 de la ruta nacional N° 81 se encuentra lo que fue su casa-consultorio, en Estanislao del Campo. Cuentan que le pusieron un farol en la puerta de su casa y pidió que se lo sacaran…no le interesaba la luz eléctrica. Recordaban que le gustaba que lo llamaran Piognac que en pilagá significaba Dr. Dios.

Fue nominado para el premio Nobel en varias oportunidades. “No quiero recibir el Nobel. Y si me obligaran, donaría todo el dinero para la niñez. Porque, una vez que yo parta, no quiero que quede un solo chico sin saber leer, escribir y sin atención médica. Ellos son los verdaderos dueños del país”, afirmó el doctor.

Fuente: La Nación