Sign in / Join

Día del Periodista: Mariano Moreno, su asesinato y la causa de los cuadernos

Por Julia Van Gool.“¿Creen nuestros enemigos que los hijos del país pueden volver a las cadenas que acaban de romper? ¿No conocen que los europeos se han de ir acabando naturalmente, y que aún cuando logren nuestro exterminio, nuestros hijos han de vengar la muerte de sus padres?”

Felipe Pigna, presentó “La vida por la Patria”. Una biografía de Moreno.
“Mariano Moreno es discípulo de Manuel Belgrano. Es importante que la gente conozca a ese muchacho apenas de 32 años, un héroe civil.
Hay que rendirle homenaje, pero también hacer justicia con un ser humano con una vida afectiva muy monogámica, de un amor extraordinariamente profundo y compartido con esta chica, María Guadalupe de Cuenca, que él conoce en Chuquisaca, y que es el amor de su breve vida; será la mujer que lo enamora y ella está profundamente enamorada de él, algo que se puede ver en las correspondencias y en la profundidad del sentimiento al único hijo de la pareja, Marianito.

Era una mujer muy comprometida con su época, y que cuando él muere, ve cómo se va desarmando la revolución, cómo el saavedrismo va modificando esos avances que se habían logrado a partir del mayo de 1810. Esas cartas las escribe Guadalupe a su esposo sin saber que Mariano estaba muerto. Me llama la atención el seguir hablando de muerte misteriosa cuando hay dos testigos presenciales, dos personas como son Tomás Guido y Manuel Moreno, que dirán claramente que Mariano Moreno muere a partir de un medicamento que le suministra el capitán del barco, el inglés George Stephenson.

Era un remedio que se usaba para los mareos, llamado emético, que se daba en dosis muy bajas porque se sabía que era muy poderoso y se diluía en agua. Este capitán, le da medio frasco, sin diluirlo. A las pocas horas de ingerirlo, Mariano Moreno muere. Incluso cuando está en agonía, sus acompañantes le piden al capitán que se acerquen a Río de Janeiro, porque estaban muy cerca, y él se niega. Y a la vez, cuando muere Mariano le piden que se haga la autopsia, pero este capitán también se niega.
La causa cuadernos. El famoso Plan de Operaciones, se le atribuyó a él durante tanto tiempo. Es un plan apócrifo, que fue escrito tres años después de la muerte de Moreno, pero predatado al 1810 con la intención de, al momento en el que volvía Fernando VII al trono, y que lanzaba una fuerte campaña de reconquista de América, tener una prueba del carácter salvaje de Moreno y los ‘patriotas, de sus nivel terrorista y sanguinario. Entonces, un agente español a las órdenes de Portugal, que era Álvarez de Toledo elabora un documento llamado Plan de Operaciones donde además, muy burdamente transcribe literalmente, una obra literaria francesa llamada El cementerio de la Magdalena.

Ahí hay un párrafo de un discurso de un jacobino donde dice “cortemos cabezas, vertamos sangre” y eso lo copia y lo pone dentro de ese supuesto Plan de Moreno. Además, agrega cosas muy irritativas para el Rey como entregar a los ingleses la isla Martín García, y una cantidad de cosas similares para hacer quedar mal a Moreno, que ya había muerto hacía tres años”.

Hermano del camino

Sacraliza a tu hoja blanca
llénala de tu rezo.
De tu vientre fecundo.
Por el agua amenazada y la que ahoga
por tu amor de humanidad.
Aun cuando el mundo esté
a tres pasos de su noche.
Tú habla hermano.
Aunque los libros estén encarcelados
los árboles criminalizados en el monte
los países alambrados entre muros
los medicamentos encadenados a las góndolas
lejos de donde lloran los hospitales,
los ancianos, los niños y los pueblos.
Tú habla hermano.
Y dile al ministro de Medio Ambiente
y al Ministro de Salud
que nos asesinan las mariposas, los sapos y los pájaros
y que los enfermos se nos mueren sin remedio.

¡Hay tanto por escribir!

Por cada palabra que dices
hay miles que se esconden
tras un miedo conveniente.
Si tienes que temblar, tiembla.
Si tienen que llorar, llora.
Pero no te acobardes como hoja en blanco.
Préstale tu carne a la libertad.

Que como hablara el Mahatma
“la verdad, aún la de uno solo,
sigue siendo la verdad”. Daniel Frank

Deja una respuesta