Sign in / Join

Directora desmiente parte policial y descalifica a los periodistas y medios

Los medios de la ciudad publicaron que un grupo de adolescentes había ingresado a robar a la Escuela Nº 316 Guillermo Lehmann, tal como señalara el parte oficial de la policía de la Unidad Regional XI.

Nilda Maluf, directora de la institución dió a los colegas de Play Televisión otra versión: “Los chicos saltaron el tapial en búsqueda de indumentaria que habían arrojado”.

“En la esquina hay una cámara del Centro de Monitoreo. El hecho quedó registrado. Ellos fueron vistos y fueron llevados a la sede de la policía”, detalló.

No obstante, “tras las investigaciones y todo lo demás, en la escuela no ha faltado nada. Fue un parte de prensa dado por la policía, estamos ajenos a todo esto”, aclaró la directora.
Además, indicó que ellos tomaron conocimiento de todo lo sucedido gracias a los mismos alumnos que habían sido erróneamente detenidos de acuerdo a su concepto.
“Los dos adolescentes que forman parte de la institución nos lo manifestaron , nosotros no teníamos conocimiento. Yo me entero por el alumno y después por los medios de comunicación, pero no hubo denuncia“.

Asimismo, instigó a todos los periodistas de la ciudad a : “darle a conocer a la comunidad la verdad de los hechos. Tenemos que denunciar teniendo el aval, la seguridad, ir a la fuente e indagar antes de dar el comunicado ” dijo en un extraño consejo que suena a una orden.
Más allá del hecho descalificatorio para la profesionalidad de la policía y de todos los periodistas de Esperanza, habría que pensar en una hipótesis posible que, si la Escuela Nº 316 emite un comunicado oficial, sería muy extraño que todos los periodistas de Esperanza y de Las Colonias, vayan a la escuela a preguntar si es cierto. Un método que, multiplicado, haría al periodismo  impracticable.Por eso no se enseña en universidad alguna ni se usa.

Más allá de la confusión lamentable y desgraciada que genera este hecho, principalmente porque involucra a chicos y sus familias, en todo caso, lo que tienen todos los medios ahora, objetivamente, son dos versiones contrapuestas: La de la policía y la de la directora escolar.

La obligación profesional  de los periodistas y de los medios es reproducir a ambas, como corresponde por regla periodística, porque los propietarios de la información son los miembros de la sociedad de Esperanza. El derecho a la información es propiedad del ciudadano, y es un derecho constitucional.

Daniel Frank

 

Fotografía gentileza Play Televisión.

Deja una respuesta