19.3 C
Esperanza
jueves, octubre 1, 2020
Inicio Actualidad Docentes de Las Colonias denuncian que Amsafe los "abandonó en la...

Docentes de Las Colonias denuncian que Amsafe los “abandonó en la pandemia”

Educadores con educada letra y marcadas disidencias, critican con dureza a la dirigencia sindical del gremio de los educadores públicos Amsafe. En una nota hecha llegar a la Casa del Maestro de calle General Paz de Esperanza -que se filtró a la prensa esperancina- dicen que se vieron avasallados en sus derechos de participación, que el sindicato impuso medidas de fuerza de forma unilateral y que fueron y están abandonados por la dirigencia gremial en medio de la pandemia.

La misiva está dirigida al  Delegado Seccional de la A.M.S.A.F.E., Faustino Erni.

“Por la presente los docentes abajo firmantes, pertenecientes a las escuelas del Departamento Las Colonias, nos dirigimos a usted y por su intermedio ante quien corresponda, a los efectos de expresarle nuestro malestar frente a los acontecimientos vividos por nuestros delegados en la reunión virtual del día jueves 6 del corriente” comienza la comunicación y “en primer lugar, desearíamos se nos explicite los motivos por los cuales no fueron invitados todos los delegados de las escuelas, tanto titulares como suplentes, ni se permitió el acceso a la reunión a quienes somos afiliados y nos interesaba participar de la misma.

En un video que hizo circular AMSAFE, la secretaria General Sonia Alesso, invitaba a todos a participar de las mismas, cada uno en su seccional. Si bien hay aplicaciones que permiten participar hasta 200 personas (como MEET), también existen otras plataformas que en la actualidad se utilizan para llegar a un mayor número de personas” aclaran.

Manifiestan taxativamente que “no compartimos la medida de paro virtual, pero sí es generalizado en el cuerpo docente la sensación de avasallamiento de nuestras condiciones de trabajo, ya que no solo el salario es motivo de este malestar, sino la falta de acompañamiento recibida desde el gremio durante toda esta etapa de pandemia transitada, puesto que en ningún momento se nos consultó sobre la situación que vivíamos, si teníamos conexión a internet, computadora o teléfono disponible. Debimos adecuarnos en tiempo record a esta situación inédita para la que ninguna institución estaba preparada, con el esfuerzo y agotamiento de todo el colectivo escolar ante las exigencias que nos demandaba el Ministerio y al mismo tiempo atender las diferentes situaciones de nuestros alumnos” subarayan los educadores y educadoras.

“Desde un primer momento supusieron que todos los trabajadores de la educación disponíamos de algún dispositivo para trabajar, desconociendo la endeble situación en la que nos encontrábamos. También hubiera sido interesante que pensaran en algún tipo de ayuda terapéutica para quienes se sintieron desbordados por todo” sentencian.

“Por otra parte tampoco se manifestaron reclamando para que las autoridades ministeriales respeten la carga horaria de cada uno, respetando los días y horarios de descanso, ya que con la constante desorganización llegan a cualquier hora directivas y solicitudes con una premura que raya la improvisación.

Creemos firmemente que las familias de nuestros alumnos están tan afectadas como nosotros y si consideramos que la mayoría de los que conformamos esta entidad sindical trabajamos en relación directa con nuestros alumnos y además somos padres, no compartimos la decisión de un paro virtual, sabiendo que lo que no hacemos un día nos genera una sobrecarga sobre los otros; tal vez quienes cuentan con licencia gremial no puedan ver esta situación” dispararon los docentes de Las Colonias.

Como lo expresaran algunos delegados de escuelas, NO hacer las capacitaciones debería haber sido una medida. Porque sin apertura de paritarias no hay vuelta a la escuela. También propusimos una utilización intensiva en las redes sociales, a fin de llegar a todos los que tienen capacidad de resolución. Entendemos pues que el debate en un contexto de paritarias es el primer paso para habilitar entre otros temas la continuidad de la capacitación docente; caso contrario pareciera entenderse que las obligaciones van primero que nuestros derechos como trabajadores y no a la par, como debiera ser”.

“También queremos destacar la importante labor de los delegados de nuestras instituciones que no solo nos representan sino que son la cara visible y en consecuencia quienes reciben las quejas y el malestar de sus compañeros, toman nota de los reclamos y hacen lo posible dentro de las condiciones que se les brinda.

A pesar de la premura con la que algunos fueron citados, buscaron los medios para consultarnos sobre diferentes maneras de expresar y manifestar nuestros reclamos, hecho que habilitó el surgimiento de propuestas alternativas y complementarias a las implementadas pero que lamentablemente no tuvieron eco en la reunión del jueves imponiendo medidas de acciones que también Ctera impulsa en otras jurisdicciones como ser el “Paro virtual”.

Todas las otras acciones que surgieron no fueron tenidas en cuenta, insistiendo en una forma que afecte el desarrollo de los aprendizajes de nuestros alumnos, pero como contrapartida tiene escaso impacto social y resuena débilmente en el ámbito gubernamental.

Estamos convencidos- dicen- que en este reclamo nos acompañan las familias de nuestros alumnos, porque buscamos sostener el vínculo pedagógico y las trayectorias de los mismos, por lo cual deberíamos generar acciones para llegar a los funcionarios que tienen capacidad de resolverlo y de tomar decisiones en pos de garantizar una educación de calidad para todos nuestros estudiantes, sin mezquindades y realizando las inversiones que correspondan.

Sin otro particular, quedando a la espera de una respuesta que se encuentre a la altura de las circunstancias, saludamos a usted con atenta consideración” cierran en su documento que firman los docentes Lucía del Carmen Pérez, Soraya Meinardi, Nerina Ferreyra, Adriana Beresvil, Sebastián Misetich, Silvana Andrea Donnet, Melina Peirotti, Mariana Laura Misetich, Esteban Bravo, Erica Mícoli, Ana Carolina Wenke, Nadia Mendoza, Georgina Gallay, Verónica Patricia Simioni y Ana María Kuchen.