Sign in / Join

“El arma no es de él”: el abogado de Matías Messi habló del confuso episodio que involucra al hermano de Lionel

“Si no hubiese tenido esta lamentable situación médica, estaría en su domicilio”, dijo el abogado Ignacio Carbone sobre su defendido Matías Messi. El hermano mayor del futbolista argentino fue operado dos veces de una fractura en el maxilar inferior sufrida en un accidente de lancha en el río Paraná, en la localidad de Fighiera, situada 38 kilómetros al sur de Rosario. Se encuentra imputado por el fiscal de la Unidad de Flagrancia José Luis Caterina, en una audiencia desarrollada en el Sanatorio Parque, por portar un arma de fuego que encontraron en la embarcación.

El abogado del acusado manifestó que el arma no es de su defendido y argumentó una discrepancia horaria entre el reporte del accidente y el hallazgo de una pistola calibre 380. Reconoció, sin embargo, que la situación está en materia de discusión porque por el momento la portación del arma no fue aprobada por la fiscalía ni aclarada desde la defensa porque Matías aún no pudo dar su declaración. “El arma no es de él. Lo descartamos desde un primer momento. La fiscalía deberá demostrarlo. Esto es materia de investigación. Hemos consensuado la parte jurídica de fondo, pero hay que seguir investigando porque no hay nada claro. A Matías lo encuentran 5:30 de la mañana y a la familia recién le reportan el hallazgo del arma a las seis de la tarde. Pasaron muchas horas, puede haber pasado cualquier cosa”, sostuvo en diálogo con Radio El Mundo.

El hermano mayor del futbolista rosarino tiene 35 años y se encuentra internado en el Sanatorio Parque

El hermano mayor del futbolista rosarino tiene 35 años y se encuentra internado en el Sanatorio Parque

Asimismo, reveló que si bien no acepta la acusación de portación de arma de guerra, la misma debería revestir una figura menor que equivaldría al valor de una atenuación de la causa. “Hay una cuestión de un inciso que establece que cuando no se acredita que esa arma se tenga para fines ilícitos, es atenuada”, explicó el doctor Carbone.

Agregó que en caso de que su defendido recibiera pronto el alta médica se analizarán las formas de su situación judicial, pero que ante un marco de atenuación Matías Messi podría ir a su domicilio con una prisión domiciliaria o directamente recibir la libertad.

La lancha con motor Mercury 115 con la que Matías Messi protagonizó el accidente y donde hallaron el arma

La lancha con motor Mercury 115 con la que Matías Messi protagonizó el accidente y donde hallaron el arma

“Técnicamente no está detenido porque justamente lo que se hizo fue atenuar el efecto de la detención. Si no estuviese recuperándose, estaría en su casa, con una atenuación que hemos acordado con la fiscalía. Sí está con una prisión preventiva: un efecto jurídico dentro de una investigación que es el sometimiento de una persona, la moción que la fiscalía determinó por la situación del arma”, explicó el abogado.

Ignacio Carbone destacó que la fiscalía marcó su posición en una audiencia celebrada en el mismo sanatorio donde permanece internado el joven de 35 años: “Las dudas se disiparon. Se tomaron declaraciones a todas las personas que hallaron a Matías: desde el pescador que lo encontró a la deriva en el medio del río Paraná y lo llevó hasta la orilla, los serenos del club de pescadores, hasta los policías que incluso han tomado imágenes”. Según el letrado, la cronología de los hechos quedó aclarada por todas las partes: Matías salió a navegar solo, chocó contra un banco de arena, tuvo un grave accidente, quedó a la deriva, un pescador lo auxilió y lo trasladó a la costa, donde lo recibe la policía y lo lleva a su domicilio para luego trasladarlo a la clínica médica.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que “se levantaron muestras de sangre de la lancha”, de la que “no se tienen datos de titularidad”

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que “se levantaron muestras de sangre de la lancha”, de la que “no se tienen datos de titularidad”

Según un vocero de la Fiscalía rosarina, el delito de portación de arma de fuego de guerra es una figura jurídica que prevé una sanción de pena que va de tres años y seis meses a los ocho años y seis meses de prisión. El juez Andrés Donnola aceptó la calificación provisoria presentada por la fiscalía y convalidó el acuerdo de las partes en relación a la prisión preventiva. En los próximos días se esperan los resultados de las pericias realizadas al arma y a los rastros de sangre hallados en la lancha motor Mercury 115.

Deja una respuesta