17.6 C
Esperanza
lunes, mayo 25, 2020
Inicio Actualidad “El siglo XXI está naciendo”

“El siglo XXI está naciendo”

La Universidad Nacional del Litoral (UNL), desde la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales (FCJS), a través del Instituto de Estudios Avanzados (IEA), ha llevado a cabo una conferencia virtual, cuyo autor, el Dr. Carlos Pérez Llana, ha denominado “Una agenda tentativa para la pos-pandemia”.

Al respecto, manifestó que hay cuatro dimensiones del problema, a saber: “hay un capítulo que es la gestión de la pandemia, el tema de la salud; hay un capítulo que es la gestión de la economía; hay un tercer capítulo que es la gestión del des-confinamiento y un cuarto capítulo constituido por la reconfiguración de poder”. Usando la reflexión del historiador británico, Eric Hobsbawm, sobre la cortedad del siglo XX, “uno podría indicar —afirmó Pérez Llana— que no fueron los atentados terroristas, no fue la crisis del 2008” los episodios que marcaron el inicio del siglo XXI, “uno puede conjeturar —adujo— que el siglo XXI está naciendo. Pero hay que ser muy cuidadosos —agregó— porque estamos trabajando con realidades muy fluidas”. Por ejemplo, “para todos los que creían que la pandemia iba a abrir una reflexión y una posibilidad a un mundo descarbonificado, uno de los grandes productores de petróleo, cuya sociedad es utilizada muchas veces como modelo, como es Noruega, tiene un fondo armado con recursos petroleros por 950 mil millones de euros” y esta semana, su gobierno, ha ratificado ese rumbo.

Asimismo, el catedrático informó sobre las controversiales declaraciones de Paul Hudson, responsable ejecutivo de Laboratorios Sanofi, quien ha dicho que, en caso de encontrarse la vacuna contra el Covid-19, Estados Unidos tendrá prioridad, pues fue el primer país en invertir en ella y el que más aportes viene realizando para desarrollarla. “Acá tenemos un tema importante —indicó Pérez Llama—, que es el de la vacuna: ¿cómo se va a producir?, ¿cómo se va a distribuir? y ¿cómo se va a aplicar”, hubo de preguntarse.

Esta semana, además, se ha visto cuestionada una alianza histórica, con antecedentes en la Segunda Guerra Mundial, entre Estados Unidos y Arabia Saudita. Alianza en virtud de la cual Arabia Saudita fuera respaldada al optar por bajar el precio del petróleo, inundando el mercado con él. “Trump le sacó dos baterías de misiles Patriots, que son los misiles que protegen a Arabia Saudita ante un hipotético ataque de Irán”, expresó el experto en Relaciones Internacionales. “Otra cosa que hemos visto esta semana —continuó— es el feroz ataque de China a Australia” que se explica porque Australia dijo que creía que se debían investigar “todos los hechos y razones que tienen que ver con el nacimiento de este virus”. El ataque se concretó por medio de la interrupción de las compras de carne y vino de China a los australianos. Además “hoy también tenemos en los diarios europeos el gran debate acerca del manejo de los datos”, que se creía iban a estar centralizados en el estado, “y hay algunos países que han aceptado la oferta de Google y de Apple”, que están ofreciendo aplicaciones de celulares para aportar datos de diagnóstico sobre infectados, “con todo lo que ello implica”.

“Con esto quiero decir, entre otras cosas —sintetizó— que todo fluye. En segundo lugar, hay que estar muy bien informado; en tercer lugar no hay que preocuparse mucho en comparar, no hay que preocuparse mucho por decir: este es el modelo, por acá hay que ir; y por último, creo que de lo que debemos ocuparnos en Argentina, es en tratar de ver dónde están los intereses globales y donde está la agenda local”.

Tras lo cual, el doctor Pérez Llana “partiendo de la base de que no se pueden imaginar las consecuencias de esta crisis” ha indicado que se “puede reflexionar acerca de que sucede en las sociedades y en el mundo”, las que hemos sintetizado y ofrecemos a renglón seguido:

  • Es evidente la existencia de un mundo pos-americano: la ventaja de esta situación es que no hay hegemonía, la desventaja es que nadie ha reemplazado en esa posición a Estados Unidos, y el sistema multilateral está “bastante averiado”.
  • Esta crisis ha sido prevista: Bill Gates, en 2015, pronosticó un escenario similar al que vivimos y un informe de la inteligencia norteamericana de 2018, denominado “tendencias globales a 2025” plantea la aparición, en China, de un virus pandémico gestado en el mundo animal. Muy pocos le prestaron atención.
  • Estamos entrando en una sociedad pre-diseñada en la ficción por Aldous Huxley y George Orwell, en la cual los individuos pierden libertades que entregan al estado o al mercado.
  • El perfil del trabajo va a modificarse profundamente, habrá un nuevo y decidido avance de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC´s) y un marcado retroceso de los sectores desregulados.
  • Los temas ambientales se volverán prioritarios. El problema es que si bien la sociedad identifica el cuidado de la casa común como un valor, no hay niveles de cooperación suficientes para administrar ese valor.
  • Habrá una des-globalización: si bien la globalización ha sido recientemente atacada por sectores desfavorecidos, la pregunta es si estamos entrando a una nueva etapa de la globalización. Lo cierto es que el nervio de la globalización es la cadena de producción y ésta habrá de verse profundamente modificada. “Vamos a ver una cierta relevancia de las regiones, va a haber una diversificación”, afirmó el conferencista quien ha estado observando que “no se ha estado protegiendo el Mercosur. Y la región es clave”.
  • Estamos viendo una revitalización del conflicto entre Estados Unidos y China.

Este es un problema histórico, con tres etapas: una con Mao Tse Tung, en la que se reconoce la soberanía; otra con Deng Xiaoping, en la cual se insertó en el mundo y una tercera, en curso, con Xi-Jimping en la que se asume que “China es el mundo”. En el mundo globalizado, China ha venido actuando como polizón: “absorbió y gozó de todas las ventajas del sistema multilateral, pero no se comprometió a cumplir con todas las reglas” e incorporó, en virtud de la obtención de plusvalía, a miles de millones de trabajadores explotados a la economía capitalista. “En esta pulseada de Estados Unidos y China, ninguno va a salir fortalecido”, en efecto, han estado perdiendo softpower. En vistas de lo cual, noviembre será decisivo. Un triunfo electoral de Donald Trump podría agravar el aislamiento americano.

  • No se han beneficiado con la pandemia los regímenes autoritarios. El de Putin está debilitado por la cantidad impresionante de muertos que produjo no tener un buen sistema hospitalario. En Irán las cosas no están mejor. Hay populismos a los que les está yendo bien y otros mal: “no puede haber cegueras ideológicas —dijo el cientista político— hay que observar la realidad, tener la mente despejada y analizar lo que va pasando en cada lugar, no con tanto libro, sino con mucha información”.

Por último, ha indicado que esta crisis obliga a repensar muchas cosas: “me parece muy triste pensar que nosotros tenemos que pensar entre una alianza americana y una alianza China, creer que vamos a firmar un nuevo Tratado Roca-Runciman, donde en este caso no sería Gran Bretaña sino China, sería tirar por la borda todo lo que denunció el nacionalismo y el progresismo respecto de lo que fue el Tratado Roca-Runciman. Tenemos que tener bien claro cuáles son nuestras geografías y cuáles nuestras prioridades —aseveró—. Es importante que veamos las tendencias y que cuidemos la alianza con Brasil y el Mercosur, que fue pensado como una plataforma de producción en un mundo muy complejo. Somos un país que no produce poca cosa y en el mundo que viene es muy importante, como son los alimentos”, concluyó.

        Mauricio Yennerich

Carlos Pérez Llana, quien es Doctor en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y cumplió funciones como: Director para América Latina en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cultos, Subsecretario de Interior, Embajador de la República Argentina en Francia, Consultor del BID y la CEPAL, Columnista de los diarios Nación, Clarín, Perfil y La Voz del Interior y CNÑ. También ha publicado numerosos libros y artículos sobre Política Internacional.