19.3 C
Esperanza
jueves, octubre 1, 2020
Inicio Actualidad Encontraron hueso de un animal de 8 mil años en el Río...

Encontraron hueso de un animal de 8 mil años en el Río Salado

Más restos del pasado se encontraron en la zona, que sirve para aumentar la riqueza histórica, en este caso de la fauna autóctona. Fue enviado a un museo de la región.

El domingo 26 de julio, en el Río Salado, a la altura del Puente Cululú, en la denominada zona del remanso, dos jóvenes trabajadores rurales encontraron restos óseos de grandes dimensiones.
Los jóvenes concurrieron al lugar en una habitual jornada de pesca y quedaron asombrados al ver el tamaño de los restos fósiles ubicados en la orilla del curso del agua.
Diego Duré, uno de los jóvenes que encontró el hueso gigante, dijo que “tiene alrededor de 10 a 12 kilogramos, y lo sacamos cuando terminamos la pesca. Fue entonces que lo pusimos adentro del automóvil que estaba ubicado a la orilla de la ruta ”.

En Esperanza
Los jóvenes, notando la anormalidad del hueso, se trasladaron hasta nuestra ciudad para poder encontrar más certezas acerca del hallazgo.
Consultado el profesor en Anatomía de la Facultad de Ciencias Veterinarias de Esperanza, Omar Sbodio, sostuvo que “sin dudas pertenece al miembro posterior; por el tamaño y por las características morfológicas es un fémur”.
Y agregó asimismo que “ por los hallazgos anteriores, porque la cuenca del Rio Salado es muy rica en fósiles de distintas especies, para mí es de un Megatherium.
Sobre las cualidades del animal, el profesional señaló oportunamente que se trata de un herbívoro que según la literatura se extinguió hace 8000 años, y para poder ubicarlo mejor, era un animal muy parecido al perezoso actual”.
Sin dudas se trata de un nuevo encuentro con el pasado y que muestra el tipo de fauna que se encontraba en nuestra tierra antes que llegaran las manos civilizadoras hasta convertir la zona en lo que es actualmente.
Hay que destacar que el hueso fémur estuvo en esos momentos en un campo de la localidad de Manucho, al norte de Esperanza, precisamente al norte del Río Salado que divide a Esperanza con Manucho.
Es el lugar donde trabajan los empleados rurales y posteriormente se decidió que sea llevado al Museo de Ciencias Naturales “Río Salado”, dirigido por Marcelo Sioli, que se encuentra en la localidad de Llambi Campbell.
Un aporte más de estos trabajadores del campo, que se suma a los anteriores descubrimientos realizados también por otros vecinos de la región y que se añaden en museos de la zona.