Sign in / Join

Espectacular cambio en infraestructura en el Hospital

La inversión es millonaria. Con fondos de la Provincia y dinero propio. Posiblemente en la primavera se verán los cambios notables. Los primeros en notarlos serán sus 250 trabajadores y los pacientes. Y también las 24 localidades que el SAMCo de Esperanza atiende.

Cronistas de El Colono del Oeste visitaron las obras en el Hospital SAMCo de la ciudad. Un retechado completo a la estructura que tiene 130 años de vida, permitirá que ya la lluvia no sea un problema, sino que abrirá las posibilidades de abrir depósitos y oficinas en su estructura superior liberando otras oficinas en la planta baja.

Con Marcelo Castillo, de la empresa esperancina que lleva adelante los trabajos en el retechado y el médico director del SAMCo, doctor Héctor Soler, compartimos  una entrevista donde se pudieron observar “in situ” las obras.

El retechado se hace por sobre el mismo techo del hospital. Se trata de una estructura de centenares de toneladas de acero, que tendrá un techo de chapas donde interviene la empresa esperancina de la familia Navarrete.

La altura del techo permitirá que en ciertos sectores se puedan montar nuevas oficinas y depósitos en la parte superior del hospital, una tarea de segunda instancia cuando el techo esté terminado.

En principio, los 35 por 100 metros aproximadamente de columnas y techado tenían un costo de unos 4,5 millones de pesos. Con el entonces dólar a 14 pesos. Hoy coquetea con los 30 pesos cada dólar.

Hay que citar en este punto la gestión de los Cooperadores del Hospital y la respuesta del gobierno provincial encauzada por el vicegobernador Carlos Fascendini, que permiten que la millonaria obra sea una realidad en la ciudad.

Se estima -por el clima que se prevé- que los trabajos estén terminados a fines de agosto, por lo que seguramente, en el mes de la Primavera, será el corte de cintas. Y habrá de terminarse así con uno de los problemas más graves que tenía el más que centenario edificio donado por la generosidad de la familia Alonso Criado.

Mejor comunicados y más seguros

Por otra parte, con mano de obra del Hospital y de una empresa local- todo lo que se ha comprado e invertido es local- se está haciendo la nueva recepción del Hospital, que atiende a centenares de personas por día de Esperanza y de 24 distritos más, a los que se suman los accidentados en las rutas y urgencias.

Primero hubo que hacer un trabajo de albañilería, tirar abajo todos los azulejos, crear espacios de ventilación en sus viejas y robustas paredes y hacer la nueva central telefónica dotándola de equipos acordes. Todos los fondos económicos son propios llevados adelante por el Consejo de Administración que preside el contador, Alfonso Gómez, por la Municipalidad de Esperanza y que conforman instituciones de la ciudad más los representantes hospitalarios.

De 5 líneas el Hospital pasará a tener 10 líneas de contacto telefónico con el exterior y 30 líneas internas para que todo el nosocomio esté intercomunicado.

Se trabaja en separar totalmente en dos modos los cableados para la energía y las comunicaciones. Para ello hay varias obras donde también trabajan Telecom, la Empresa Provincial de la Energía y la Municipalidad.

Un hecho para destacar es que el Hospital tendrá cámaras de seguridad colocadas en diferentes lugares estratégicos, para protección del personal, los pacientes en la sala de espera y los internados, así como beneficiará a la sociedad en general.

En esto hay que destacar la vigilancia las 24 horas de las cámaras y la labor municipal.

Todos por una mejor salud

Hay que citar en este proyecto comunitario a todos sus actores. El gobierno provincial y el municipal, los trabajadores del hospital, los cooperadores, los administradores, las empresas y sus trabajadores, los vecinos con sus aportes solidarios, en un proyecto que lejos de terminar sólo es un paso- inmenso- adelante, porque hay otros proyectos como mejorar la sala de espera de los pacientes, los consultorios médicos, las urgencias y seguir con el perfeccionamiento de los médicos, enfermeras y personal, en pos de una salud pública que dé dignidad a las miles de personas que la necesitan, con un Estado activo, acompañado por las instituciones y la sociedad.

 

Deja una respuesta