Sign in / Join

Esperancinos viajaron a Chile a ver al Papa Francisco

Dicen que la Fe mueve montañas y este fin de semana los cerca de 1 millón de argentinos que cruzaban  la Cordillera de Los Andes “hacían  un surco”. Es que miles de argentinos emprendieron  su viaje a Chile para presenciar la visita del Papa Francisco, que vuelve por cuarta vez a Latinoamérica. Y cientos de ellos son santafesinos.

Desde la parroquia María Auxiliadora, el padre Javier Rossi (apodado “el cura de la bicicleta”) es quien coordina desde hace unos meses atrás el operativo para ir a ver cara a cara a Francisco. El sacerdote ya tuvo la gracia de estar junto al Papa en tres viajes: en Río de Janeiro, en Paraguay y en Polonia. Incluso en su visita a Brasil le pudo dar la mano. “Fue algo inesperado, porque los curas no tenemos privilegios, me acerqué como cualquier persona y sucedió”, le contó a El Litoral.

El objetivo del padre Javier es acompañar a la delegación santafesina que asistirá a la misa que celebrará Francisco en la sureña ciudad de Temuco, Chile, el miércoles a las 10.30. Prevén la asistencia de 350 mil fieles de toda América Latina. La ceremonia se denominará la “Misa por el Progreso de los Pueblos”, y contará con la participación de 300 sacerdotes, 20 seminaristas y un coro de 120 personas. En la misa se celebrará además una “rogativa mapuche”, que incluirá la participación de integrantes de esa comunidad originaria. Tras esta celebración, el pontífice viajará a Perú, donde permanecerá hasta el 20 de enero.

Si bien el domingo partió un micro con unos 60 pasajeros  de la delegación parroquial, otros santafesinos viajan a Chile por sus propios medios, ya sea en micros de empresas de turismo, en avión o en vehículos particulares. Así lo confirmó el arzobispo de Santa Fe y ex presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo.

La delegación de María Auxiliadora —a la que se sumaron fieles de Esperanza— se alojará en un complejo ubicado a unos 10 minutos de Santiago de Chile y además de la misa de mañana martes, intentarán acercarse para ver el paso del Papamóvil y concurrirán a otros eventos al aire libre. Luego, emprenderán el regreso a Santa Fe el jueves por la mañana.

Deja una respuesta