Sign in / Join

“Porque estuve en la cárcel y me visitaste”

Los padres esperancinos Dante Debiaggi y Bernardo Blanchoud trabajan en silencio y con constancia en la pastoral carcelaria. Un grupo de esperancinos de la Basílica de la Natividad, son parte de esa actividad que poco se conoce en la ciudad, en visitas semanales a la Alcaldía de la Unidad Regional XI, donde las personas privadas de su libertad permanecen esperando condenas de la Justicia o cumpliéndolas.Todo ello cumpliendo el mandato evangélico: “Porque estuve en la cárcel y me visitaste”.

El Padre Gabriel Carrón, santafesino, es reconocido como “El Apóstol de las cárceles”.
Se cumple un nuevo aniversario de su fallecimiento y es así que diferentes personas e instituciones se unieron para hacerle un homenaje.
Los restos del Padre Carrón descansan en la localidad de San Jerónimo del Sauce, en el departamento Las Colonias. En ese lugar se hará el homenaje central.
El encuentro para la gente de la región, como lugar de concentración, será en Las Tunas, lugar a donde “bajarán” los ciclistas desde diferentes pueblos.
En Esperanza la concentración será después del mediodía y los interesados en asistir a Las Tunas, deben comunicarse con integrantes del Club Ciclista Esperancino.
Obviamente, se recomienda que las bicicletas sean las convenientes, difícilmente se puedan recorrer estas distancias con una bicicleta playera.
De Las Tunas, se sale hacia Esperanza visitándose el Hospice La Piedad en primera instancia. Se partirá desde la Plaza central de Las Tunas hacia Esperanza aproximadamente a las 14,30 con toda la caravana.
El acto central será una misa en el Velódromo de la ciudad de Esperanza, del Club Ciclista Esperancino. La Eucaristía con todos los participantes se celebrará a partir de las 17,30, de este domingo 10 de noviembre.

Un poco de historia

El Padre Gabriel Carrón nació en Suiza en el año 1938, en el Cantón de Valais. Desde el principio de su formación sacerdotal, descubre en el Evangelio la predilección especial de Jesús por los expulsados de la sociedad civil y religiosa de su época.

El Padre Gabriel llega en la Argentina en el año 1972 y en el 1976, el Arzobispo de Santa Fe, en ese entonces Monseñor Vicente Zazpe, lo alienta a seguir su compromiso con los más necesitados.

A todo lo largo de su vida el Padre Gabriel conservó la alegría y el deseo de llevar adelante acciones nuevas para y con los más pobres. Falleció el 25 de octubre de 2010 y dejó en Santa Fe dos pastorales y una comunidad de jóvenes, asegurando la continuidad de su obra gracias a dos fundaciones, una en Suiza y otra en Argentina.

La cruz
Una de las actividades que cumplen los presos en la ciudad de Esperanza, en la Alcaldía de la Unidad Regional XI,  es hacer juguetes con latas de gaseosas. Los mismos son repartidos entre los niños más humildes.
Otra de las actividades promovidas por la Pastoral Carcelaria de la Basílica de la Natividad, que depende de la Pastoral Carcelaria de la Arquidiócesis de Santa Fe que tiene como directora en la ciudad capital a Elbia Seco, es hacer las cruces para los niños que viven el especial momento de la Comunión.
Es realmente de valor pensar que en la soledad de sus celdas, los presos hacen con sus propias manos las cruces con que los niños esperancinos se acercaron y se acercarán al altar para su primera Comunión.

Daniel Frank

Deja una respuesta