Sign in / Join

Amenaza de explosivo obligó a evacuar el Colegio San José

Como en otros colegios santafesinos, donde finalmente se llegó a un castigo ejemplar  al ser llamados falsos y encontrarse a los responsables, y al igual que en otras partes de la Argentina, el Colegio San José, por estas horas, pasa momentos de conmoción, dado que un llamado telefónico, alertó a las autoridades policiales y de Defensa Civil, sobre la presencia de explosivos en el histórico establecimiento privado de los padres de los Misioneros del Verbo Divino.

Se accionó el protocolo de la provinca de inmediato, con fuerzas policiales, bomberiles y de la salud, de la policía municipal cortando las calles adyacentes, entre otras, evacuándose el colegio, que es el de mayor número de alumnos de la ciudad y que en su totalidad llega a unos 1. 400 chicos y adolescentes.

Por lo pronto, nada se ha encontrado, pero los hechos obligarona  las autoridades del Colegio a  suspender las clases en el horaro de la tarde. No hay que olvidar asimismo que en este edificio también funciona el Instituto de educación terciaria “Almirante Brown”, el que también ha suspendido sus clases para hoy.

El tema ya está llegando a todos los rincones de la ciudad, dado la cantidad de familias esperancinas que mandan a sus hijos a estudiar al San José.

Cronistas de este medio dialogaron con fuentes en el lugar quienes contaron que “alrededor de las 11,35, el servicio telefónico de emergencias 911 recibió un llamado donde se hacía constar que se había colocado un artefacto explosivo en el Colegio”.

Inmediatamente el Colegio ha decidido hacer cumplir el protocolo provincial por lo que la Brigada de Explosivos de Santa Fe se encuentra en el Colegio del Verbo Divino, procurando dar con la “bomba” o desestimar la denuncia telefónica. Una Tarea nada sencilla si se mira que la estructura es enorme, por lo que es incierto para cuándo terminará la tarea de los especialistas en explosivos.

Con 1400 alumnos, un 25 % de la población esperancina, entre comunidad educativa, ex alumnos, familiares, están vinculados al Colegio San José, lo que demuestra el interés de la comunidad esperancina en el caso.

Un detalle, acerca de los sucedido,  es que generalmente cuando suceden estos hechos, en un gran porcentaje resultan sospechosos los propios alumnos del nivel medio, que lo hacen para evitar que haya clases ese día. Este no sería el caso, si se piensa que el llamado telefónico al 911 fue casi a las 12 del mediodía, muy cerca de terminar la jornada y por la tarde, los alumnos del San José no tienen clases en las aulas.

Pese a esta lógica, en las redes sociales, por estas horas, hay quienes arriesgan que ya se habría determinado el origen de la llamada e identificado a quien la realizó.

Deja una respuesta