30.3 C
Esperanza
jueves, diciembre 8, 2022
InicioActualidadFin de ciclo del sorgo granífero y lenta siembra del trigo

Fin de ciclo del sorgo granífero y lenta siembra del trigo

INFORME DE LA BOLSA DE COMERCIO DE SANTA FE.

“Sistema de Estimaciones Agrícolas del Centro – Norte de la Provincia de Santa Fe”   – SEA –

Situación al 12 de julio de 2022

En la región, el rendimiento promedio del sorgo fue de 39.5 qq/ha y la producción final de 344.10 toneladas.

El informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe correspondiente a período comprendido entre el 6 y el 12 de julio de 2022, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe, indica que transcurren los últimos días de “la óptima ventana para la implantación del trigo y que se consolidó así, la disminución del área sembrada prevista en el comienzo de la campaña siendo, la que en los últimos doce años presentó una mayor incertidumbre, durante todo su desarrollo”.
Desde su comienzo, la variable clima jugó un rol importantísimo, que, con el transcurso de las jornadas, se acentuó cada vez más y condicionó o reguló todo el proceso. Sumando a lo expuesto, otros factores incidieron, como el valor comercial de la tecnología necesaria y disponible, la existencia de insumos – combustibles, fertilizantes, agroquímicos, entre otros – que influyeron sobre las variadas alternativas de las planificaciones particulares y en la concreción o no, de la siembra del cereal.
Para el centro norte santafesino se estimó una disminución de la superficie implantada del orden del 13,5 %, aproximadamente unas 50.700 ha menos que la campaña pasada, que alcanzó las 376.000 ha
La dinámica de los escenarios ambientales, las características zonales particulares y los múltiples factores actuantes, condicionaron o regularon la toma de decisiones finales ante los futuros escenarios climáticos y de logística.
Además, persistieron y persistirían los interrogantes para el inicio de la próxima cosecha gruesa, por el insuficiente contenido de agua útil en los distintos perfiles de los suelos, que disminuyó aún más, con el transcurso de los días. Por otro lado, la disponibilidad de insumos -semilla de girasol- reflejaron las inquietudes o las dudas del sector productivo.
En cuanto a las condiciones climáticas, el período se inició estable, soleado, algo nublado, descenso de las temperaturas diarias, pero con el transcurso de los días se incrementó la nubosidad, llegó a totalmente cubierto, el ingreso de un frente de tormenta produjo caída de granizo en distintos sectores puntuales, de los departamentos del este del SEA, con diferentes grados de impactos en áreas urbanas y en menor grado en las rurales.
A posteriori, se revirtió dicha situación, pasó a buen tiempo y estabilidad climática, condición que se mantuvo hasta el final del mismo, en toda el área de estudio. Los montos pluviométricos fluctuaron de 01 a 30 mm y con distribución geográfica muy heterogénea.
La realidad ambiental semanal permitió en diferentes grados, el proceso de cosecha de sorgo granífero, del maíz tardío y del algodón, pero, por otro lado, y en contraposición, la ausencia de lluvias reguló el avance de la siembra de la fina, que lo hizo a ritmo muy lento.
Para el intervalo comprendido entre el 13 y el 19 de julio, los pronósticos prevén desde su comienzo estabilidad climática, soleado, nubosidad parcial, descenso de las temperaturas diarias y heladas. Con el transcurso de los días se incrementaría la nubosidad, llegaría a totalmente cubierto con posibilidad de inestabilidad climática, altas probabilidades de precipitaciones de bajas intensidades a partir de inicios del viernes 15 en adelante, revirtiéndose dicha situación a fines del sábado 16, con buen tiempo y estabilidad climática, condición que se mantendría hasta el final del período, en toda el área de estudio. Las temperaturas fluctuarían entre mínimas de 0 a 14 ºC y máximas de 11 a 24 ºC.

 

Algodón
Las cápsulas de los algodonales disminuyeron su humedad y continuaron el proceso de apertura por las condiciones ambientales de la semana. De igual modo, todo fue muy lento, sin grandes variaciones con respecto al período precedente, así como también lo fue para la recolección.
Los estados de los cultivares se observaron muy variables, no sólo por la época del año, sino también por la ubicación geográfica de cada predio, específicamente de los que rebrotaron, por estrés hídrico y térmico que soportaron durante su ciclo. A estos se los dividió en dos grupos:
• Febrero: continuó la apertura de las cápsulas y se cosecharon a medida que el proceso de maduración se completó;
• Marzo: las cápsulas no se abrieron y quedaron con mucha humedad, porque las plantas fueron afectadas por las heladas del mes de mayo, no completaron su ciclo y se secaron anticipadamente. Además, la menor cantidad de horas luz, la nubosidad imperante y la elevada humedad ambiente dificultaron el proceso de recolección.
Por lo que se estimó que el 90 % de los lotes rebrotados durante el mes de mayo, no serían cosechados.
El grado de avance de la trilla en toda el área algodonera santafesina hasta la fecha fue de 88 %, sin progreso intersemanal, con un retraso de 12 puntos porcentuales en comparación a la campaña pasada y para el:
• Sector este algodonero, el grado de avance de cosecha logrado hasta la fecha fue del 92 %,
• Sector oeste algodonero, el grado de avance de cosecha logrado hasta la fecha fue del 87 %. En los primeros predios los rendimientos promedios alcanzados fluctuaron desde 8 a 11 qq/ha.

 

Maíz
La totalidad de los maizales se encontró en estado de madurez fisiológica, situación que posibilitó la recolección que dependió de las características climáticas imperantes, particularmente las pocas horas de sol y los elevados porcentajes de humedad ambiental o de grano, como consecuencia, el movimiento de cosechadoras o equipos se redujo.
Hasta la fecha el grado de avance de la trilla fue del 40 %, con un progreso intersemanal de 10 puntos y un retraso de 11 puntos porcentuales, en comparación a la campaña pasada.
Los rendimientos promedios logrados desde los inicios de la recolección hasta el presente, oscilaron desde 60 a 85 qq/ha.
El aspecto sanitario en general fue muy bueno, sin presencia de plagas ni de enfermedades.

 

Sorgo Granífero
Fin de ciclo del cultivo, campaña 2021/2022. Con una superficie sembrada de 90.000 ha, una superficie cosechada (grano comercial) de 87.300 ha y para autoconsumo, 2.700 ha. El rendimiento promedio fue de 39,5 qq/ha y la producción totalizó de 344.810 tn.

 

Trigo
El proceso de implantación de trigo registró en la semana un grado de avance del 85 %, aproximadamente, unas 306.000 ha, con un adelanto intersemanal de 15 y un retraso de 11 puntos porcentuales, en comparación a la campaña 2021-2022.
Los sembradíos germinaron o emergieron normalmente y lograron en su mayoría lotes homogéneos en cuanto al stand de plantas por unidad de superficie, impulsados por las irregulares lloviznas y lluvias, que mantuvieron la humedad de los perfiles

 

Agua útil
En la superficie total del área de estudio del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos disminuyó lentamente y de manera irregular, condicionando el ritmo de la siembra de la cosecha fina y las planificaciones de la gruesa 2022-2023