15.6 C
Esperanza
miércoles, abril 14, 2021
Inicio Necrológicas ¡Hasta siempre Doña Rosa!

¡Hasta siempre Doña Rosa!

ROSA LEA COMPAGNUCCI DE PEROSSA

Profundo dolor produjo el fallecimiento de Rosa Lea Compagnucci de Perossa, ocurrido ayer –sábado 27- en nuestra ciudad, a los 96 años.

Doña Rosa fue una mujer que transmitió su bondad a quienes se acercaron a ella. Su dulzura y palabras dieron tranquilidad a miles de esperancinos y habitantes de la región que se acercaron a ella a través de los años.

Esta noble persona, dedicó tiempo a su familia, entorno al que se entregó con la fortaleza que la caracterizaba y el amor inmenso y puro que le profesaba su corazón.

La mujer, deportista del club de Caza y Pesca Ciudad de Esperanza, fue reconocida también por esta pasión, actividad que transmitió a sus hijos y nietos. Precisamente por su constancia y dedicación, recibió una distinción. Confederación Argentina de Pesca Deportiva y Lanzamiento (Capyl) decidió designar a doña Rosa Perossa como Deportista Destacada de la Confederación Argentina de Pesca y Lanzamiento para el año 2005.

En los considerandos de la medida, se señaló que dicha distinción fue instituida “en virtud a la trayectoria deportiva e institucional y, avalada a lo largo de tantos años como pescadora, deportista y ejemplo de tenacidad, responsabilidad, compañerismo, enseñanza y moral”, siendo “el más fiel ejemplo del Pescador Deportivo”.

Por otra parte, en virtud de su experiencia, fue presentado tiempo atrás un libro referido a la historia y vivencias de Rosa Compagnucci de Perossa. Fue escrito por Jorge Raúl Pirola. En palabras del periodista y escritor, Rosa ha “desarrollado una dilatada trayectoria en la pesca deportiva, disciplina en la que logró importantes lauros incluso a nivel nacional. Además es valorada y estimada por sus permanentes muestras de solidaridad para quienes recurren en su ayuda, tanto de Esperanza como de otras localidades de la región” expresaba para el lanzamiento de “Simplemente Rosa”.

La comunidad esperancina lamenta la partida de quien brindó tranquilidad, amor y contención. Sus restos recibieron inhumación el mismo día en el cementerio municipal de Esperanza.