24.4 C
Esperanza
lunes, septiembre 28, 2020
Inicio Actualidad Un homenaje extraordinario a un hombre y médico inolvidable

Un homenaje extraordinario a un hombre y médico inolvidable

Ayer viernes 9 en un sencillo y extraordinariamente emotivo  acto quedó inaugurado el “Paseo de los Abuelos”, en  homenaje al Dr. Victor Raúl Bortolotto quien permanece vivo en el recuerdo de este pueblo al que tanto le ha entregado.

Ayer viernes 9 de noviembre no fue una fecha más para la vida de Humboldt y en especial para la familia Bortolotto.

Desde las 19, sobre la Avenida San Martín, autoridades de la comuna local que preside Duilio Rohrmann, del Club de Madres, del Centro de Jubilados y del Club de Abuelos de Humboldt, en conjunto con familiares del Dr. Víctor Bortolotto dejaron hab ilitadas las obras del Paseo de los Abuelos en el marco de los festejos de los 150 años de vida de la comunidad de Humboldt.

El reconocimiento ante la comunidad se encuentra ubicado frente a la casa del reconocido médico local, y la inauguración fue 9 de noviembre porque esa es la fecha de lo que sería un cumpleaños para este ser humano y médico excepcional que se encuentra  en la presencia de Dios.

Sobre este tema el presidente comunal de Humboldt, Duilio Rohrmann, manifestó que la obra es un reconocimiento a la trayectoria del Dr. Bortolotto. “Si bien la obra hace meses está culminada, elegimos esta fecha para habilitarla, porque es la fecha en que Víctor Bortolotto cumpliría años”.

El acto, contó con el descubirmiento final de una placa y el maletín que rinde homenaje al doctor Bortolotto, quien transcurrió su carrera en forma profesional siempre en Humboldt.

Vale destacar que la obra comenzó a plasmarse en diciembre del año 2015, durante el homenaje que el Club de Madres, el Club de Abuelos, el Centro de Jubilados y la comuna de Humboldt, hicieran al Dr. Bortolotto en la Casa Cultural de la Comuna.

Rohrmann explicó que en el Paseo de los Abuelos se colocó una alegoría de los abuelos como lo es “ un maletín con un estetoscopio. Hay un sector que está intervenido con mosaiquismo y estuvo a cargo de las mujeres que están participando del taller que se dictó en la localidad”.

El Jefe Comunal sostuvo que fue el Club de Madres “quien tuvo la iniciativa de llevar adelante este proyecto”, añadió.

En este sentido Rohrmann comentó que se buscaba otra expresión para recordarlo en el tiempo, no solo que una calle llevara su nombre. “Fueron varias las propuestas que se barajaron, hasta que se llegó a este Paseo de los Abuelos, donde dos arquitectos de la localidad terminaron redondeando la idea”.

La obra consta de unos 60 metros de vereda, hasta la pérgola. Además habrá un cantero con forma de corazón, que a lo largo del año contará con flores de estación y una placa -atrás- con la figura de un electrocardiograma y una placa alusiva. Rohrmann añadió que la pérgola fue ampliada, y allí se colocaron unos juegos de mesas, junto a los bancos.