Sign in / Join

“Es hora que la Subsecretaría de la Niñez y Adolescencia de la Provincia aparezca en la ciudad y se haga cargo”

En diálogo con la CSC Radio, Toledo indicó que la problemática de la minoridad “es muy amplio porque hay que tener en cuenta que no hay un contexto familiar que acompañe, si no hay límites en la casa, si no hay un norte, es muy difícil que como Estado, ya sea desde el municipio, desde las escuelas, desde el club se pueda hacer algo”. “Se puede tener la mejor intención, pero si no hay una familia que esté cerca de los chicos durante la noche o durante los fines de semana, es muy difícil, porque ninguna institución puede cumplir el rol que cumple la familia”, aseveró.

Explicó que por ello, “todo lo que se hace desde Promoción Social tiene que ver con fortalecer a la familia, que los recursos no falten, que si no hay trabajo lo puedan conseguir; llamamos a los padres, les hablamos, les explicamos, los ayudamos, los organizamos pero si ellos no quieren cumplir ni hacer, escapa a lo que cualquier institución quiera hacer”.
Agregó que “el área de Niñez, Adolescencia y Familia es el primer nivel en cuanto a protección de derechos de niños y adolescentes y desde allí se puede trabajar en conjunto con las instituciones, monitorear, hacer informes a quienes lo requieran como el Juzgado de Menores o la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia”.
En tal sentido, cuestionó que “tenemos una ley de protección de los menores pero sucede que el lugar donde se los desprotege es la familia, entonces informamos a la Subsecretaría de Niñez de la provincia para que tomen medidas, porque están facultados para hacerlo. Si los chicos tienen que salir de al lado de sus familias, porque las propias familias los están enfermando, hay que sacarlos de ese lugar, pero sucede que hoy la Subsecretaría de la provincia está ausente”.
“Desgraciadamente hemos tenido un montón de reuniones, hemos hablado un montón de veces y nos encontramos con esa ausencia, y hacemos informes y esos informes quedan en un cajón. Necesitamos trabajar en equipo pero hay obligaciones que no son nuestras”, sentenció.
“Necesitamos un ente que tome otro tipo de decisiones y que realmente resuelvan, porque nosotros hay muchas cosas que no podemos resolver. Tratamos de trabajar en todo lo que se pueda para que no pase nada malo, pero no podemos hacer nada si la Subsecretaría no asume la responsabilidad que tiene, entonces es fundamental que los organismos provinciales funcionen para que nosotros podamos dar respuesta a lo que pasa en la ciudad”, criticó.
Respecto del trabajo a nivel político para resolver estas situaciones y esa ausencia, Toledo aseguró que “hubo un pedido de audiencia para poder reunirnos con la Subsecretaría, que está acéfala porque la subsecretaria renunció, y además había personal de vacaciones así que estamos esperando que nos atiendan”.
No obstante, admitió que “hay equipos técnicos que trabajan desde la responsabilidad y cumpliendo con las normas, pero hay quienes tienen que tomar decisiones que no las están tomando”.
“Hay seis o siete casos de chicos que tienen problemas graves con la ley y que estamos monitoreando de cerca pero el problema es que no se resuelve ni un caso, ya que hay personas que tienen graves problemas de adicciones y no nos dan una mano para resolver esas cuestiones y ver hacia dónde vamos”, puntualizó.
“Son menores y hay que trabajar en fortalecer un montón de cuestiones porque en las familias no están pudiendo hacerlo, entonces tenemos desde un bebé con el cual no podemos resolver algunas cuestiones porque se toman malas decisiones hasta un joven de 16 años y está en situaciones realmente complejas y no podemos sentarnos a charlar entre quienes realmente estamos llevando los casos adelante porque siempre falta una pata que es la más importante”, justificó.
Añadió que “esta situación deja sin acción al Juzgado de Menores, con su titular trabajamos muy bien porque tiene claro cuál es el trabajo pero muchas veces también está atado de pies y manos. El Estado no tiene un lugar donde dar respuestas a los problemas de los menores y generalmente se trabaja con otras instituciones”.
“Estamos todo el tiempo trabajando con la prevención de adicciones porque cuando la persona se da cuenta del problema y tiene intenciones de rehabilitarse, necesita un espacio donde estar contenidas emocionalmente y donde puedan aprender que la vida no es solamente la violencia, el golpe, la droga, sino que también se los puede querer, abrazar y que puedan entender que hay otra forma de vivir”, analizó.
Finalmente aseguró que desde el organismo que dirige “más allá de las respuestas que no nos dan, se sigue trabajando, monitoreando y yendo a las casas día por medio de las personas que están en riesgo. Tenemos 358 casos de situaciones de vulnerabilidad, desde niños de 4 meses hasta adolescentes de 16 años, y estamos atrás de todos”.

Deja una respuesta