Sign in / Join

Juicio a “Los Monos”: declaran dos pesos pesados de la banda

Hoy se celebrará uno de los días más esperados del juicio a Los Monos. En el banquillo de los acusados, prestarán declaración dos de los integrantes más importantes de la peligrosa banda de Rosario: los verborrágicos Ramón “Monchi Cantero” Machuca y Lorena Verdún.

Será la tercera audiencia desde que comenzó el martes el proceso judicial para determinar los delitos de asociación ilícita junto a otros múltiples delitos, que incluye el homicidio de cinco personas en el marco de una guerra narco en el sur de Santa Fe. Hay 12 civiles y 13 ex policías entre los acusados de ser parte o sostener, con protección o complicidad, a la organización criminal.

Ramón “Monchi Cantero” está sindicado por ser el último jefe de “Los Monos”. Está acusado de planear el ataque a balazos que terminó con la muerte de una chica de 14 años y un triple homicidio en venganza por la muerte de su hermano de crianza y antiguo líder de la organización, Claudio Ariel “Pájaro” Cantero, quien fuera asesinado en mayo de 2013. Por estos delitos, la Fiscalía le pidió una pena de 43 años de cárcel.

Traslado de Ezequiel Machuca “Monchi Cantero”, integrante de la banda “Los Monos”, hacia Rosario. (Foto: NA)

Traslado de Ezequiel Machuca “Monchi Cantero”, integrante de la banda “Los Monos”, hacia Rosario. (Foto: NA)

“Monchi” Cantero, último jefe de Los Monos.

“Monchi” Cantero, último jefe de Los Monos.

Lorena Verdún, en tanto, es la primera mujer de “Pájaro” Cantero. La defensa plantea que para la fecha del nacimiento de la causa, en 2013, hacía cinco años que Verdún estaba separada del cabecilla de Los Monos ya que mantenía una relación con Mercedes Paz, por lo que los delitos graves que se le adjudican no tienen sustento, asegura. En contraste, la mujer responsabiliza a Luis Paz, padre de Mercedes, por la ola de violencia que se desató en Rosario tras la muerte de su ex pareja.

En el marco de la guerra narco, Verdún perdió a su hija de 16 años -fruto del vínculo con “Pájaro”-, que falleció en un accidente de tránsito cuando viajaban al penal de Rawson a visitar a su tío “Guille” Cantero, otro de los imputados en la megacausa. “Se ensañaron con nosotros“, suele fustigar la mujer, a la que se le solicitó una condena de seis años de prisión efectiva. Está sospechada de ser testaferro de la organización, con un rol que consistía en blanquear bienes adquiridos con dinero originado en hechos ilícitos.

Lorena Verdún, ex mujer de “Pájaro” Cantero.

Lorena Verdún, ex mujer de “Pájaro” Cantero.

Los imputados que declararán este jueves se caracterizan por mantener un alto perfil público. Su mantra es considerarse víctimas de una persecución política.  Monchi Cantero llegó a jactarse en un programa de televisión de que era el “El Mabu” (por ser “el más buscado”).

El momento en que Verdún irrumpió en la presentación del libro periodístico sobre “Los Monos”.

El momento en que Verdún irrumpió en la presentación del libro periodístico sobre “Los Monos”.

Verdún, por su lado, tuvo apariciones públicas escandalosas. La última ocurrió durante la frustrada presentación del libro “Los Monos”, de Germán de los Santos y Hernán Lascano, en la que increpó duramente a los periodistas y los acusó de estar “pagados por los jueces para inventar cargos a los Cantero”. También se cruzó con varios jueces en distintas audiencias.

La agenda del día comenzará a las 9, cuando empiecen a declarar los principales imputados de la megacausa.

Luego de un comienzo con un insólito “amotinamiento” de los acusados en reclamo de mejores condiciones de detención, el juicio oral y público transitó ayer por su segunda jornada, en la que se presentaron los alegatos de las defensas. El mensaje apuntó al trabajo del juez Juan Carlos Vienna, quien abrió la investigación sobre la banda tras el asesinato de Martín “El fantasma” Paz. Lo acusaron de arbitrario y de fraude a la imparcialidad durante su instrucción. Además, calificaron de “exagerados” los pedidos de penas que hicieron el martes los fiscales. Esa queja fue rebatida luego por la fiscal de Cámara, María Eugenia Iribarren, ya que el rol de los actores fue revisado con el avance de las medidas de prueba.

Este martes hubo un paso atrás en los reclamos de los detenidos, que en un primer momento estaban alojados en los calabozos del Centro Penal de Justicia, donde se desarrolla el juicio bajo estrictas medidas de seguridad. Tras la protesta del martes, la decisión del tribunal fue parcialmente revisada.

El cambio se debió a los dichos del ministro de Justicia provincial, Ricardo Silberstein, quien expresó la “absoluta disconformidad del gobernador para abajo y de todo el Poder Ejecutivo” con la decisión del Poder Judicial de aceptar los traslados diarios de los detenidos a la cárcel de Piñero.

A raíz de esta declaración, el tribunal informó que desde la próxima semana, los días lunes, martes y miércoles, cuatro de los imputados –Ariel Máximo “Guille” Cantero, el “Viejo” CanteroMonchi y Leandro Vilches– volverán a dormir en el mismo edificio donde son juzgados. Mientras que el jueves, al término de las audiencias, regresarán a la cárcel de Piñero. Se trata de un nuevo equilibrio tras la resolución tomada en la primera audiencia, cuando se aceptó de plano el pedido de los reclusos.

Deja una respuesta