12.5 C
Esperanza
viernes, julio 12, 2024
InicioActualidadLa fuerza de la perseverancia: la canonización de Mamá Antula

La fuerza de la perseverancia: la canonización de Mamá Antula

Se llevó a cabo, frente al Altar de la Basílica Natividad de la Santísima Virgen, la charla de Cintia Suárez sobre aspectos de la vida de la beata María Antonia de Paz y Figueroa, popularmente conocida como “Mamá Antula”, cuya canonización ha sido aprobada por el Sumo Pontífice, el Papa Francisco, y se realizará a comienzos del año próximo.

Asimismo, el Presbítero Ernesto Agüera (foto), párroco de la Basílica, ha recibido en custodia una obra para su advocación y procedió a bendecir estampitas y objetos relacionados con la futura primera Santa argentina.

La Secretaria de Cultura, Adriana Robledo, excusó a la Intendenta, Ana María Meiners por su ausencia, justificada en reuniones de transición, y dio detalles del proceso de canonización y de su paso por Esperanza. De hecho, en los 4000 km que recorrió, descalza y a pie, peregrinando hacia la Capital del Virreinato del Perú y del Río de la Plata, peticionando la reapertura de las Casa Jesuíticas, cerradas tras su expulsión de esta orden a fines del siglo XVIII, hay que incluir el paso de Mamá Antula realizó por Esperanza, el puente Mihura y el camino viejo a Santa Fe. “Dejó su halo de santidad”, en palabras de Adriana.

Cintia, asimismo, explicó aspectos fundamentales de la canonización, que en el caso de Paz y Figueroa es un proceso que se inició en 1905, requiere dos milagros, como mínimo. comprobados por la Congragación de la Causa de los Santos de la Santa Sede. En efecto, en la caminata que Mamá Antula realizaba con sus primas y allegadas se toparon con un puma, a quien enfrentó con su cruz alta, diciéndole que, si alguien debía morir ese día, era ella, a lo cual la bestia respondió evadiéndose; y una intercesión milagrosa reciente en un paciente considerado terminal, internado en el hospital Cullen, que pudo recuperarse de un ACV agudo, similar al que sufrió el músico Gustavo Ceratti.

Al cierre del acto, ante la presencia de autoridades y alumnos de la Escuela José Manuel Estrada y del Coro Municipal que amenizó el encuentro con un par de chacareras santiagueñas, se repartieron estampitas y Cintia reiteró una emblemática frase de Mamá Antula: “La Paciencia está bien, pero mejor es perseverar”.

El colono del Oeste