Sign in / Join

La Ministra esperancina que quiere plantar Marihuana

Ante las demoras en la implementación de la Ley 27.350 de marihuana medicina en el país, que es responsabilidad del gobierno nacional,  la provincia santafesina avanza con las gestiones para producirlo en un campo de la localidad de Angel Gallardo.

El Colono del Oeste ya ha publicado entrevistas con personas que padecen diversas enfermedades y usan medicamentos derivados de la Cannabis, muchos de los cuales se consiguen en el circuito ilegal, así como con quienes han comprado en circuitos legales, y cuyos productos no sirven para fines médicos porque carecen de efectividad.

El proyecto es que el Estado Provincial genere la materia prima y  se esperan los permisos respectivos de las autoridades de la Nación para poder importar las semillas de marihuana. Mientras tanto, desde el gobierno provincial adelantaron que se firmó un convenio con el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) para la importación de las semillas y además se estima conseguir un terreno para poder sembrar la Cannabis macho.
Uno de los lugares posibles para realizar el cultivo es un campo en Ángel Gallardo, en el extremo norte de la capital provincial, predio que pertenece al INTA y en los cuales sus profesionales ya han realizado otras pruebas, con otros cultivos.
La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación de Santa Fe, la esperancina Erica Hynes, adelantó en un comunicado que “la provincia inició una serie de trámites para lograr las autorizaciones, que son complejas”, pero ese espacio debe tener medidas extremas de seguir y por lo menos estar vigilado y monitoreado.
“El pedido lo hace el Ministerio de Seguridad y los únicos organismos que están autorizados a cultivar son el INTA y el Conicet, ya que se hace con fines científicos, no solamente sanitarios”, señaló la doctora Erica Hynes.
En el marco de las investigaciones científicas sobre cannabis para uso medicinal y producción pública de medicamentos, la provincia de Santa Fe avanza en un convenio con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que permitirá utilizar un predio en la localidad de Ángel Gallardo, destinado a realizar estudios dentro de lo que prevé la Ley nacional Nº 27.350.
La ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Erica Hynes, indicó que “hace meses que venimos trabajando junto con los ministerios de la Producción, de Salud y de Seguridad en la posibilidad de realizar cultivos experimentales para extraer aceites”.Hynes aseveró que “Santa Fe tiene ventajas estratégicas que la posicionan muy bien para la investigación y producción de cannabis medicinal.

Primero, tenemos la Ley provincial Nº 13.602 que le da un marco legal a todas las acciones en este terreno; después, tenemos producción propia de medicamentos a través Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF); y en tercer lugar, contamos con un sistema científico consolidado de varios equipos que desde hace cinco años vienen trabajando en el tema”.
A pesar de los avances, la ministra remarcó que se trata de un proceso complejo con una fase crítica que es conseguir autorización a nivel nacional para poder ingresar las semillas. “En Argentina no hay semillas en el circuito legal y necesitamos importarlas de empresas autorizadas. Para hacer eso, Nación nos debe permitir el ingreso. Desde Santa Fe estamos decididos a dejar todo el camino allanado para que se pueda concretar”, concluyó.

SALUD PÚBLICA
“La decisión de avanzar en la investigación y producción de medicamentos cannábicos se vincula con una cuestión de salud pública. En Santa Fe no estamos pensando en vender ni comercializar aceite de cannabis sino proveer a las familias a través de la producción propia y los efectores públicos”, explicó la ministra.

“En el mundo se establece una economía del cannabis legal y hay cada vez más empresas interesadas en el cultivo y la extracción de aceite. En Santa Fe, nuestra visión no es opuesta pero sí distinta: trabajamos para que se nos permita cultivar en el marco de la ley, que solo contempla usar el cannabis para tratar epilepsia refractaria, pero también habilita al Conicet y al INTA a cultivar para investigación”.
Hynes destacó también el interés científico en este tema y la importancia de generar conocimiento sobre otras patologías que se podrían tratar con cannabis: “La provincia cuenta con centros científicos y tecnológicos preparados, con investigadores de ciencias agrarias, con química y agrobiotecnología, y con hospitales donde se pueden hacer estudios clínicos. Estamos en excelentes condiciones para hacer estos estudios en el marco de la ley”, finalizó.

 

Deja una respuesta