Sign in / Join

Ludmila Roldán misiona en Ecuador

“¡Hola! Me llamo Ludmila Guadalupe Roldán, soy de la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe. Tengo 20 años y estoy cursando el Profesorado de Nivel Primario en dicha localidad.
Pertenezco a la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús donde tengo la gracia de ser coordinadora del grupo de Infancia y Adolescencia Misionera (I.A.M.). En el mismo realizamos diferentes actividades con los niños y adolescentes que concurren; entre ellas, animaciones, juegos, oraciones, dinámicas, merienda y misiones barriales. En este apostolado comencé mi camino misionero. El Señor todos los sábados me enamora un poco más, haciéndome descubrirlo en cada niño; en sus locuras, caprichos, purezas, e inocencias. Aprendí a ver ese Jesús que se esconde dentro de la simpleza de un niño que entrega todo su amor sin pedir nada a cambio.
En 2015 conocí la Obra de Puntos Corazón porque me invitaron a participar de una difusión a la cual no pude asistir; es por esto que indagué por internet, y me llamó la atención la obra, sentía que podía ser para mí aunque lo veía muy lejano.
Con el paso del tiempo, a medida que iba transitando mi camino de fe, fui teniendo experiencias misioneras que marcaron mi vida; éstas generaron en mí un gran crecimiento espiritual y a su vez sentía muy fuerte el anhelo de entregarme un poco más al Señor. En medio del discernir diario para reconocer su voluntad, buscando descubrir que era lo que quería de mí, tuve la hermosa bendición de escuchar el testimonio de una persona que había realizado una experiencia misionera con Puntos Corazón. Fue en ese momento cuando verdaderamente sentí que Dios confirmaba este deseo que tenía en mi corazón hacía mucho tiempo; el carisma de la Obra, su servicio con los más pequeños y el estilo de vida que propone a través de la oración, comunidad y apostolado tocó lo más profundo de mi ser.
Es por eso que llena de gozo y alegría les comunico que en enero del 2019 voy a partir hacia la casa de Punto Corazón de Ecuador, durante 14 meses.
Para culminar les comparto una frase de nuestro querido Papa Francisco acerca de la misión diaria que el Señor nos encomienda para poder alcanzar nuestra primera vocación que es ser santos: “Mirar y actuar con misericordia, eso es santidad”. ¡Cuán grande es la misericordia de nuestro Señor que me eligió como instrumento!
Los aliento a que recen por mí, yo voy a rezar por ustedes. ¡El Señor de la misericordia los colme de bendiciones!”

Deja una respuesta