Sign in / Join

Para mascota de hogar urbano, es un poco grande

La nota periodística es del colega Fernando Moerch en su página de Radio Dinámica FM. Y por cierto que es inédita e impensable. Porque la presencia del caballo en la vereda, no es circunstacial, por un momento de apuro, sino que, según dicen los vecinos, que los propietarios de la vivienda “salen a tomar mates en las tardecitas, sentados en la vereda” al lado del equipo que les hace de compañía. Un hecho, que, por lo menos llama la atención, porque como mascota hogareña en zona urbana en pleno Barrio Oeste de la ciudad de Esperanza, resulta algo extraordinario, en tamaño al menos. Y en verdad resulta una nota curiosa tanto como simpática e inusual.

La nota periodística

“Esas callecitas tienen un no se qué”, dice la letra de un tango. Esperanza también tiene esas calles con un “no se que decir”. En la vereda se observa un caballo rosillo atado al picaporte del garage y tiene un balde agua.

La foto fue tomada hoy a las 11, en Aarón Castellanos entre J.J. Paso y Videla; cuentan los vecinos que se ha visto a los dueños de la casa tomar mate en la misma vereda, “es una especie de mascota para la familia”, contaron.

Tanto se dice y escribe sobre que hoy es San Valentín, que al caballo lo bautizamos : Valentín, el caballo.

Con un poco de sensatez alguien debiera decirles que ese no es un lugar para atar a un caballo, donde en el campo se lo llama “bestia” : animal de cuatro patas, de carga, como un caballo o un buey. Hay quienes se enojan cuando dicen que Esperanza es un pueblo de Santa Fe.

Deja una respuesta