Sign in / Join

Meiners, emocionada, entregó viviendas

Hay momentos en que el corazón habla por sí mismo. Sin jerarquías ni intermediarios. Donde no es necesario portar credenciales ni blasones. Es cuando el ser humano se expresa prístino ante la realidad y los otros. Donde el corazón sobrepasa al título y al honor. Y frente a esta escena, los sentimientos brotan espontáneos y únicos, en fotografías que por siempre serán inolvidables. Hasta en los actos políticos u oficiales suelen suceder, donde no son frecuentes. Y sin embargo, estos gestos trascendentes son lo que hacen de los actos, hechos profundamente políticos.

El abrazo de la intendente Ana María Meiners al pequeño que desde esa misma hora, tendrá su casa junto a su familia, es significativo e indica uno de lo momentos más emotivos vividos en el Barrio La Orilla, donde cinco familias esperancinas recibieron su vivienda.

Se trata de las primeras de un complejo que se edifica en una manzana a la vera oeste de calle Simón del Iriondo.
La Jefa de Gobierno tuvo palabras improvisadas y llamó a ser solidarios y responsables, sin facciones  y sin grietas, de manera de poder dar respuestas mediante el INHMUA a los requerimientos de la población que necesita su casa propia de forma imperiosa.

Deja una respuesta