Sign in / Join

Miles de Fresias para la Virgen y solidaridad con Bomberos

Ernesto Nagel ya no está. Pero Adelina Bolatti, su esposa, prosigue con esta historia de persistencia en la solidaridad con Bomberos Voluntarios de Esperanza. Y en el festejo del Día de la Virgen Niña.

“Este año sembré 3.500 bulbos. Y realmente han florecido como nunca. El secreto es que hizo un frío más parejo, y una lluvia justa antes del florecimiento masivo” cuenta Adelina en su hogar de calle Janssen.

El primer ramo de  fresias fue para la intendente Ana María Meiners, que las recibió en su despacho como desde hace 14 años. La Jefa de Gobierno agradeció el gesto y tomaron un café charlando sobre la ciudad.

“Ya llevamos vendidos unos cinco mil pesos en ramos. Son tres por cien pesos y por unidad tienen otro costo. Creo que  por unidad vendí cinco ramitos, porque la gente lleva de a tres.

Son muchas las empresas que los compran para ponerlos en las oficinas y las casas de familia. Algunas personas compran también para dejarlas en ofrenda de sus seres amados en el cementerio.

Este beneficio se hace en honor de la Virgen Niña y en la Fiesta del Día Nacional del Agricultor, como lo fue Ernesto en Santo Domingo”.

La compra no se extiende sólo a los esperancinos. Por su perfume, su color y su durabilidad, las fresias son apreciadas como flores y es así que familias de Santa Clara de Saguier, de la ciudad de Santa Fe y de otras comunidades llegan hasta Esperanza para llevarse cantidades de ramos a sus localidades.

“Todo se hace en el boca a boca. Yo pensé que la situación económica iba a hacer fracasar este año la vente, pero es algo increíble, la gente se ha enamorado de esta flor y además sabe que ayuda a bomberos, que es una entidad ejemplo, al servicio de todos, en el campo y la ciudad. Nadie está exento de un día necesitarlos. Ojalá eso nunca ocurra, pero suele pasar” señala Adelina.

También “hay gente que viene en familia y pasa al patio para sacar fotografías. Este año las fotos son realmente bonitas porque las  plantas de flores están muy cargadas” cuenta a El Colono del Oeste mientras comparte un café.

El trabajo de abrir la tierra, sembrar, regar, cosechar y armar ramos es agotador, pero Adelina tiene varios vecinos del barrio cómplices. Incluso hasta el plomero Luis, que fue a hacer un trabajo y se quedó por horas atendiendo el teléfono y la puerta mientras Adelina armaba los ramos.

“Realmente no sé cuántos ramos se van a vender. Sé que miles de flores. Lo importante es que las fresias en honor de la Virgen Niña sirvan para alegrar la vida de las personas. Seguramente Ernesto en el cielo estará contento con ello y además, haremos entre todos un bien a los bomberos y a la sociedad de Esperanza” nos dice Adelina finalmente.

 

Foto: Adelina recibe a vecinas de la ciudad enamoradas de las fresias y solidarias con Bomberos Voluntarios.

 

Deja una respuesta