24.4 C
Esperanza
domingo, enero 17, 2021
Inicio Actualidad Müller y qué hacer con el dinero del Presupuesto Municipal

Müller y qué hacer con el dinero del Presupuesto Municipal

El concejal Rodrigo Müller sostiene que un porcentaje del mismo debe ser decidido por los vecinos.”¡Comparado con el año 2000, el Estado municipal tiene hoy 3 veces más recursos reales -es decir, ajustado por inflación- por habitante! Con semejantes cifras, deberíamos sentir impactos positivos claros, obvios, en nuestra vida cotidiana. Pero ello no ocurre. Nuestro Estado Municipal no tiene claro a dónde va” dice el doctor Muller.

“El presupuesto es la principal ordenanza que debe dar un Estado año tras año. Lamentablemente, desde hace un buen tiempo ya no lo discutimos como corresponde.

El hecho de que esta falta se haya vuelto costumbre y pase casi desapercibida es más grave aún. Para comprender la gravedad de esta situación hace falta mirar lo que viene ocurriendo con nuestro Estado Municipal desde hace un buen tiempo: aun en momentos en que hay significativamente más recursos, no logra acumular mejoras sostenidas para los esperancinos.

Pensemos: ¿Cuántas cosas nos hace más fácil el accionar estatal hoy que hace 5, 10, 15, 20 o 30 años? ¿Se elevó la calidad de los espacios públicos? ¿Las oficinas municipales funcionan mejor? ¿Estamos más seguros? ¿Es más sencillo acceder a la vivienda propia? ¿La infraestructura urbana de Esperanza se ha modernizado? Y el problema no es de recursos. Es de no saber qué hacer con ellos.
Precisamente por ello es que es tan importante tomar seria y rigurosamente el presupuesto. Si se compara el nivel de gasto que se propone para el 2021 con el año 2000 ajustado por inflación, el gobierno municipal tiene 3 veces más presupuesto que en 2000.
Si dividimos esa cifra por cada una de las familias esperancinas, tenemos que el Estado Municipal en el año 2019 gastó 52.000 pesos anuales por cada una, es decir 6000 pesos por persona considerando que vivirían en Esperanza 53.000 personas como estima el censo que debe realizarse.
¡Comparado con el año 2000, el Estado municipal tiene hoy 3 veces más recursos reales -es decir, ajustado por inflación- por habitante! Con semejantes cifras, deberíamos sentir impactos positivos claros, obvios, en nuestra vida cotidiana.

Pero ello no ocurre. Nuestro Estado Municipal no tiene claro a dónde va. Sólo sabe recaudar y gastar, pero sin una noción clara de para qué. Puede disponer de más recursos, pero ha perdido la capacidad de brindar beneficios incrementales en el tiempo para sus ciudadanos.

Este es un problema medular en la ciudad. Y para comenzar a resolverlo debemos, como primer e imprescindible paso, discutir el presupuesto de otra manera. Incluso para el año que viene hemos propuesto que un porcentaje de la distribución se realice por los vecinos directamente” dice Rodrigo Müller.