18.7 C
Esperanza
jueves, agosto 6, 2020
Inicio Actualidad Notable gesto de pilarenses con su pueblo natal: "Nos infla el pecho"

Notable gesto de pilarenses con su pueblo natal: “Nos infla el pecho”

En vísperas del centenario de la fundación de Pilar, en el año 1976, en la capital provincial también hubo preparativos para unirse a los festejos desde la creación de un Centro de Residentes Pilarenses,  personas que por cuestiones del destino -laborales o estudiantiles- se encontraban viviendo en Santa Fe pero sin perder el recuerdo o las visitas de fin de semana al lugar de origen de cada uno de ellos.

René Ravasio, presidente actual de esta Asociación, cuenta que “uno de los hacedores de esta movida por aquellas épocas fue Carlos Bonfantti; lo siguieron Donaldo Cecotti, Domingo Barba, Bety Chianalino, el Negro Fernández Ortiz que era locutor, los hermanos Conti, Cachín Barba, yo, es difícil recordarlos a todos.

En la previa del Centenario de nuestro pueblo, quisimos aportar lo nuestro desde Santa Fe y luego de esa conmemoración, siguieron incontables juntadas de amigos, de amigas, de familias, la pasábamos muy bien juntos. Lo hacíamos periódicamente, grandes comidas, recordando anécdotas de nuestro querido Pilar.

En primer lugar nos juntábamos en una quinta de Rincón; luego con el paso del tiempo, con un fondo común compramos una casa en calle Castelli 1433, cerca de Avenida Gral. Paz y Avda. Galicia.

“En esa casa los encuentros fueron más frecuentes que nunca, era nuestro lugar. Con el paso del tiempo, muchos de esos amigos fundadores fueron falleciendo, fueron apareciendo otros pilarenses que llegaban a la capital y se acercaban a nuestras peñas o reuniones, pero las mismas pasaron de ser semanales a mensuales y luego a anuales… hasta dejar de juntarnos directamente por mucho tiempo.

La casa de nuestros encuentros fue viniéndose abajo, fue ocupada por una gente que nunca pagó impuestos y generó deudas muy grandes. Pasamos a vender el fondo o patio a otra gente para ponernos al día con los gastos”.

“Hasta que hará unos 8 años, decidimos venderla y comenzar con una larga gestión burocrática que llevó mucho tiempo y que por suerte pudimos terminar hace poco tiempo. Esto lo fuimos hablando con amigos con los que retomamos algunas juntadas contemporáneas como Sergio Pérez, Victor Montini, Lalo y Hugo Ruatta, Carlos Ramassotto, Miguel y Jorge Conti, Carlos Bruno, Bruera, Hugo Mansilla, y me olvido seguramente de mucha pero mucha gente, porque en verdad siempre fuimos muchos amigos, todos teníamos la misma voz y voto y una única meta, dejar todo lo que nos quede en el Hospital. 

Apareció un interesado en la casa, y él mismo, además de dinero, tenía una camioneta  0 km que tenía parada y que pensamos que podía venir muy bien para el Hospital. Eso me hizo tomar las riendas de los trámites y acelerarlos para que el vehículo llegue donde se iba a aprovechar. Costó pero al fin llegó y para nosotros es un placer, es un objetivo logrado después de tanto esfuerzo y de tantas juntadas entre amigos que ya no están y otros con los que nos vemos en las redes sociales”.

“Pudimos hablar en su momento con quien era director del Hospital Leandro Espíndola y con el presidente del SAMCO Carlos Cerutti, ambos siempre estuvieron al tanto de esta posible donación, pero a la vez sabían que debían esperar un tiempo hasta dar con la finalización del papeleo. Haber podido terminar todo este proceso del cual me encargué personalmente y me llevó mucho tiempo personal, entregar la camioneta al Hospital, junto a una suma importante de dinero, nos infla el pecho y nos llena de orgullo a todos los que alguna vez fuimos parte del Centro de Residentes. A los que nombré recién y a otros que quizás me olvidé pero que sé que estarán muy contentos con este gesto, ¡gracias! y espero que disfruten y sepan aprovecharlo en la entidad de salud” .

Fuente Info Mercury, Pilar, Santa Fe/ El Colono del Oeste.