Sign in / Join

Pacitti estrena en Asís su nuevo concierto esta noche

Después del exitoso estreno en la Filarmónica de Berlín del Concierto criollo para violonchelo y orquesta, dedicado a Leo Messi , el compositor natural de Esperanza, Daniel Pacitti estrena en la noche de hoy sábado, en Asís (Italia), “El cántico de las criaturas”,para tenor solista, coro y conjunto instrumental.

El concierto tiene lugar a las 21, en la Basílica Superior de San Francisco d’Asís.
«El cántico de las criaturas», texto de San Francisco de Asís, música del compositor ítalo-argentino, Daniel Pacitti.
Después del exitoso estreno en la Filarmónica de Berlín del Concierto criollo para violonchelo y orquesta, dedicado a Lío Messi , el compositor Daniel Pacitti estrenó en Asís (Italia), El cántico de las criaturas, para tenor solista, coro y conjunto instrumental en la Basílica Superior de San Francisco d’Asís.
Solista: Noriyuki Sawabu (tenor) Coro Sakura de Berlín, Ensemble vocal de Tokio, Ensemble Instrumental Sora Nostra Matre Terra. Director Musical: Daniel Pacitti, argentino, de Esperanza, Santa Fe.
Existen dos versiones de esta composición: uno para tenor, coro y conjunto instrumental (piano, flauta, tiorba, laúd, guitarra barroca, guitarra clásica, contrabajo y percusión), y otro para tenor, coro y orquesta sinfónica.
La composición está construida con elementos y motivos musicales de la Edad Media y del Renacimiento europeo que provienen de la música secular.
También se refiere a fuentes de música coral franciscana y de las clarisas, ya que ciertamente los seguidores de Francisco usaron la música junto con la predicación.
Este trabajo sigue las líneas de algunos compositores impresionistas franceses o italianos del mismo período y también de Stravinsky, entre otros, que reelaboraron la música antigua con un lenguaje moderno. Cabe destacar la particularidad de la versión con conjunto instrumental que combina instrumentos de música antigua (tiorba, laúd, guitarra barroca) con piano, flauta. Guitarra y percusión moderna.
Temas relacionados con el evento: Respeto por la Naturaleza, respeto por los animales, cambio climático, entre otras temáticas.
«Sora nostra matre terra», hermana nuestra madre tierra: La lauda (alabanza) de Francisco es un himno todavía actual a la vida y a la naturaleza. He aquí el texto franciscano referente a la tierra:
Alabado seas, mi Señor, a través de nuestra tierra hermana, que nos sostiene y nos gobierna, y produce diferentes frutos con coloridas flores y hierbas.
Las palabras de Francisco nos obligan a hacernos preguntas.
Por ejemplo, uno no puede dejar de notar que la Tierra es al mismo tiempo «hermana» y «madre», ¿por qué?
Ella es una «hermana» porque igual que el hombre, es también una «criatura»; es «madre» porque nos nutre el cuerpo («produce diferentes frutos»), y también a través de la belleza («flores de colores y hierbas») recrea nuestro espíritu.
Palabras simples y profundas de un enamorado que toca el corazón y enciende la imaginación.
San Francisco se inspira con toda la naturaleza, que en su interacción armoniosa, crea bienestar para el hombre y todos los habitantes del planeta: el «Señor Sol» que nos ilumina y nos calienta. El viento, las nubes, las estaciones que permiten que la tierra produzca sus frutos, «agua útil», «humilde», «casta».
Parece una invitación a los hombres a apreciar estos regalos y comprometerse a respetarlos y preservarlos. ¡Un mensaje de gran puntualidad para nuestro mundo tan desatento e irrespetuoso!

La basílica
La Basílica Superior de San Francisco d’Asís es uno de los «capo laboro» arquitectónicos de la historia de la humanidad. Decorada además por el ciclo de los veinte y ocho frescos de Giotto di Bondone, entre los máximos pintores de la historia del arte. Una serie de fotogramas cronológicos que ilustran la vida de Francisco, desde su infancia hasta su muerte.
Debajo de esta majestuosa Basílica, cuya construcción comienza en el 1228, a los dos años de la muerte de Francisco, se encuentra la Basílica inferior, que contiene a su interior la cripta con la tumba de Francisco.
San Francisco, su verdadero nombre era Antonio di Bernardone, apodado fue un nombre no frecuente en aquella época y un revolucionario con su obra; fue el primer ecologista, pacifista, sobresalido en el campo de la comunicación, y el primero en escribir textos en italiano; es considerado uno de los precursores de la literatura italiana.
De alguna manera revolucionaria lo es también la Basílica Superiore, uno de los primeros ejemplos de arquitectura gótica en Italia.
Durante la guerra entre Asís y Perugia a la cual participa Francisco, se puede imaginar que él encontró a Chiara Scifi, una niña noble de cuatro años que pertenecía a los condados opuestos a los de Francisco, que tenía entre dieciséis y diecisiete años. En este período estaban contrapuestos: él pertenecía a familias de comerciantes, y ella a familias feudales. Pero luego un mismo amor los unió: ella huyó de su casa paterna y entró a formar parte de la orden de Francisco, fundando La Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara, una Segunda Orden de San Francisco para religiosas. Estas monjas son conocidas como clarisas.
El tema subyacente de su existencia fue el amor a la naturaleza declinado en todas sus formas. No por casualidad San Francisco llamó a su hermano el Sol y a su hermana la Luna. Para él todos los animales merecían respeto y su Cántico de las criaturas comienza con una alabanza: Alabado seas mi Señor con todas tus criaturas.
Francisco vivió una vida en armonía con la naturaleza, con respeto por cada ser viviente, y para nosotros sigue siendo un ejemplo a seguir, destacando su gran generosidad.

Deja una respuesta