Sign in / Join

Qué pasará en Perú si hoy destituyen al presidente Pedro Pablo Kuczynski

Pedro Pablo Kuczynski enfrenta este jueves una jornada en la que todo apunta a que se convertirá en el primer presidente destituido por el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, aunque mantiene la esperanza de convencer a los congresistas de no votar a favor de la vacancia, hecho que ya parecía decidido pese a que todavía falta que exponga su defensa ante el Parlamento peruano.

El mandatario, conocido como PPK, llegará al recinto pasadas las 9.30 (hora local, 14.30 GMT) y reiterará sus argumentos durante dos horas, acompañado de su abogado, ante los 130 legisladores. Posteriormente, se realizará el debate de la moción de vacancia, que se extendería durante cuatro horas, sin contar las previsibles pausas y demoras por las polémicas que surjan, y necesita de dos tercios de la cámara (87 votos).

Un presidente sin defensores

Kuczynski, acusado de “incapacidad moral” por haber mentido al supuestamente ocultar vínculos con Odebrecht, será escudado por apenas 18 congresistas del partido oficialista Peruanos Por el Kambio (PPK), y otras formaciones menores, mientras que una abrumadora mayoría ya adelantó su oposición al presidente.

(Congreso de Perú)

(Congreso de Perú)

Solamente el fujimorismo ya tiene asegurados 69 votos. A ellos se sumaría el izquierdista Frente Amplio (10 votos), al menos tres del aprismo y dos parlamentarios independientes.

PPK todavía intentaba convencer a Alianza Para el Progreso (9 votos) y el izquierdista Nuevo Perú, quienes la semana pasada apoyaron la iniciativa que permite la sesión de este jueves. Si se repitiesen los números de aquella votación, no quedarían esperanzas para el mandatario, ya que se aprobó con 93 apoyos.

El número clave: 87

Si la votación no alcanza los dos tercios, la moción se descarta y se desinfla, parcialmente, la crisis política.

Si se aprueba, no hay lugar a más etapas: Kuczynski será destituido. El sistema peruano no es bicameral, a diferencia del brasileño, donde Dilma Rousseff recorrió un largo patíbulo antes de su destitución.

Pedro Pablo Kuczynski (AFP)

Pedro Pablo Kuczynski (AFP)

El Congreso emitirá entonces una resolución que declara la vacancia presidencial, que será impresa en el diario oficial del estado en 24 horas. Cuando se publique tal resolución, o ésta sea notificada al propio presidente o a la primera ministra (lo que ocurra primero), PPK dejará inmediatamente el cargo.

La sucesión

En lo inmediato, el cargo lo recibiría el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, por el resto del periodo, que culmina el 28 de julio de 2021. En caso de que no la acepte, asumiría Mercedes Aráoz, segunda vicepresidente. Sin embargo, ambos rechazarían la posibilidad, según el mensaje a la nación pronunciado el miércoles por el presidente. “Ninguno de los dos quiere ser parte de un Gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática“, sostuvo PPK, flanqueado por sus vicepresidentes.

Bajo tal acefalía del Poder Ejecutivo, la presidencia sería asumida por el titular del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta.

Nueva elecciones

El legislador tendría que convocar de inmediato a nuevas elecciones, aunque la Constitución no especifica qué tipo de comicios se deberían convocar.

En ese sentido, el abogado constitucional peruano Enrique Bernales explicó a Reuters que según precedentes legales serían presidenciales y legislativas en los próximos seis meses. Si no se convocasen a elecciones generales, se podría desatar una crisis política y social, advirtieron especialistas.

El titular del Congreso, Luis Galarreta, está cerca de asumir la presidencia y debería convocar a elecciones generales (Reuters)

El titular del Congreso, Luis Galarreta, está cerca de asumir la presidencia y debería convocar a elecciones generales (Reuters)

Según detalla el artículo 46 de la Carta Magna, “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes. La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional. Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas”.

El fujimorismo, actor principal

La aplastante mayoría de Fuerza Popular la convierte en el protagonista de la posible vacancia, que fue calificada por PPK como un “golpe” contra la democracia. Es tan férrea su postura que el presidente no intentó entablar un diálogo en esta crisis con el fujimorismo (a diferencia de otras oportunidades) e incluso los criticó durante su última alocución. “Ustedes han sido testigos de la disposición al diálogo con la que he intentado conducir mi gobierno. Pero han sido testigos también de la actitud agresiva de la mayoría opositora que controla el Congreso“, subrayó.

Solo en el último año, el fujimorismo forzó la censura de dos ministros, entre ellos uno de Educación y un primer ministro, y la renuncia de otros dos, entre ellos el de Transporte y Comunicaciones y el de Economía y Finanzas. Actualmente, ha iniciado procesos contra el fiscal de la nación y busca destituir a miembros del Tribunal Constitucional, lo que le otorgaría un inusitado poder sobre la Justicia peruana.

“Paolo (Guerrero) al Mundial, Keiko (Fujimori) y Alan (García) al penal”. Miles de peruanos se manifestaron el miércoles contra la corrupción (Reuters)

“Paolo (Guerrero) al Mundial, Keiko (Fujimori) y Alan (García) al penal”. Miles de peruanos se manifestaron el miércoles contra la corrupción (Reuters)

La eventual renuncia de ambos vicepresidentes pone a Fuerza Popular, en una disyuntiva. Por un lado, podría aprovechar tener el control del Poder Legislativo y Ejecutivo durante hasta un año antes de los comicios (o sobre los tres poderes, en caso de que prospere su avance sobre el Ministerio Público), en momentos en que su líder, Keiko Fujimori, es investigada por irregularidades en el financiamiento de partido y presuntos aportes no declarados de Odebrecht.

La líder fujimorista, dos veces candidata a la presidencia, ha perdido popularidad por la tarea del bloque opositor en el Congreso (Reuters)

La líder fujimorista, dos veces candidata a la presidencia, ha perdido popularidad por la tarea del bloque opositor en el Congreso (Reuters)

Sin embargo, si se concreta la vacancia, la principal fuerza de oposición se arriesgaría a perder su control del Congreso, ya que su imagen, desgastada en los últimos meses y con la presente crisis, haría que no gane tantos escaños en las siguientes elecciones, a solo un año y medio del inicio del período. Por ello, la oposición no desestima la posibilidad de que PPK continúe su mandato, claramente debilitado. No se espera que cambie su votación en bloque, pero podría ceder entre las presiones que reciben los grupos parlamentarios indecisos.

Inestabilidad advertida

La probable destitución podría abrir una fase de fuerte inestabilidad en el país, según advirtió un informe de la consultora política Eurasia Group.

La firma indicó que un gobierno de alguno de los vicepresidentes sería muy frágil, mientras que un llamado a nuevas elecciones provocaría un alto riesgo de la victoria de un candidato anti establishment.

Pero aún si logrará evitar la destitución, el gobierno de Kuczynski saldría debilitado, con su capacidad de atraer inversiones y de llevar adelante reformas impopulares fuertemente entorpecida.