23 C
Esperanza
miércoles, febrero 28, 2024
InicioLocalesPesar por el fallecimiento de Pedro Weidmann

Pesar por el fallecimiento de Pedro Weidmann

En nuestra ciudad, falleció el Ing. Agr. Pedro Weidmann, quien fuera docente de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNL) y de la ex FAVE, así como dirigente de la Sociedad Rural Las Colonias e integrante de grupos de la comunidad católica, del Cabildo Abierto, del Itec “El Molino”, de CODETEA, de ALECOL y también fue colaborador de nuestra publicación.

A continuación, se comparte el mensaje difundido por el Equipo de Gestión de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNL), de Sociedad Rural Las Colonias y de Susana Grosso, docente de la FCA (UNL).

Con profundo dolor, se recibió la noticia del fallecimiento del Ing. Agr. Pedro Weidmann, quien fuera docente investigador de nuestra Casa.

El destacado profesor e investigador fue el primer vicedecano electo desde el regreso
de la Democracia de la ex Facultad de Agronomía y Veterinaria de Esperanza (FAVE)
período 1986-1990; y fue Consejero Directivo de la Facultad.

Como muchos recordarán, se desempeñó como docente en la cátedra de Producción Lechera desde donde desarrolló numerosas acciones de extensión e investigación. Asimismo, fue autor de diversos textos académicos.

Pedro fue un entusiasta colaborador y activo partícipe en varias instituciones públicas, logrando cosechar una extensa trayectoria en las mismas.

La Facultad de Ciencias Agrarias acompaña en este momento de dolor a sus
familiares y allegados, invocando una plegaria en su memoria y por su eterno
descanso.

Resta indicar que los restos de Pedro Weidmann son velados en sala de Acastello y Rosso (San Martín al 2500) y serán inhumados esta tarde, a la hora 17, en el en el cementerio municipal previa misa cuerpo presente en la Basílica Natividad.

————————————

Sociedad Rural Las Colonias

Pedro Eduardo Weidmann, LALO
Falleció a los 78 años.
Apasionado y visionario de la lechería, desde muy joven, siendo de la primera camada de estudiantes de ingeniería agronómica de la FAVE, se destacó por el desarrollo de las tecnologías y servicios básicos para los tambos de la época como el control lechero y la inseminación artificial.
Posteriormente desarrollo su actividad en el asesoramiento de empresas tamberas donde mediante sus estudios, experiencias y convicciones, aportó un modelo de negocio lechero sustentable y la creación de un nuevo biotipo de vaca lechera.
Con una activa participación y disposición para trabajar en las instituciones relacionadas con el sector, como Sociedad Rural de Las Colonias, CODETEA, Consejo Asesor del INTA Esperanza, Instituto tecnológico El Molino, Cabildo Abierto de la ciudad de Esperanza, ALECoL donde pudo dejar plasmadas sus ideas.
Profesor de la FAVE en las carreras de agronomía y veterinaria supo transmitir al alumnado su pasión y conocimientos.
Dejo su legado más importante, siendo un ejemplar esposo, padre, abuelo y bisabuelo.
La Sociedad Rural de las Colonias saluda a la familia de nuestro gran colaborador, directivo y socio en este duro momento.
Que en paz descanse.
Esperanza 21 de marzo de 2023.

————————————

De la Dra. Susana Grosso

Se nos fue Pedro

Hoy se nos fue el profesor, el colega, el agrónomo, el lechero.

Un hombre como todos y un hombre como pocos: ninguno que lo conoció es indiferente a su partida.

Pedro como profesor era admirado y temido. Recuerdo sus clases memorables plagadas de anécdotas que ilustraban una lechería en transformación. Para mí, que nunca había entrado a un tambo era un libro abierto, por más que lo odié el día que me desaprobó por no conocer el porcentaje de grasa de la raza Pardo Suizo suplementada con heno de los Alpes. Así era Pedro, adoraba los pie de páginas.

Como colega conocí su generosidad. Allá, a principios de los 2000, tiempos de bolsillos flacos para la lechería, a precio de vaca de descarte acercó la mejor genética cruza Jersey a productores queseros de Helvecia, que ordeñando aún a mano generaban un ingreso seguro para sus familias.

Andariego e innovador, amante de la genética y los registros de progenie, pasó del Holstein al Jersey y del Girolando a Don Arnoldo. Sembrando ideas recorría campos, Ministerios y los pasillos de la Facultad —ya jubilado— tratando de enrolar adeptos a su causa.

—Ahí viene Pedro, ¿en qué andará ahora? — solíamos decir.

Nos preocupaba lo mismo: la gente de campo y su desarrollo, por más que muchas veces no coincidíamos en la manera. En una clase, allá por el ’94 dijo algo que me marcó: “una mujer que veló a un hijo enfermo durante toda la noche y no pudo ir al médico por falta de caminos, no vuelve al campo”.

La última vez que lo ví, fue en la inauguración del ripio a Rincón del Pintado.

Hoy se nos fue Pedro. Seguro estará charlando con San Pedro, mientras nosotros elevamos una plegaria por su alma. Y si un día de estos llueve leche, ya sabremos a quién culpar.

Susana Grosso

Alumna, colega y amiga.