Sign in / Join

Postal de domingo

Sin dudas hay tres sectores de la ciudad, que los domingos son bien esperancinos. Y propiedad de los amigos y la familia.

Esperanza conserva estas “salidas”, muchas veces gasoleras, donde el mate, la gaseosa y los pastelitos o las tortas fritas son parte de la “canasta” que preparan las mujeres especialmente.

La Plaza San Martín es un espacio querido. Mientras algunos pueblan las mesas y sillas de los bares desde el atardecer especialmente, otros disfrutan del fresco, especialmente cuando la ciudad arde en las tórridas jornadas de Esperanza.

Es bien esperacino disfrutar de su bello paseo central, siempre tan bien cuidado.

Otros miles buscan el Parque de la Agricultura, allí donde murió la “cava” para que se construyera ese paraíso de verde, lago y en verano es un clásico la cerveza fría en el Carribar de Pachina o en los bares que rodean al lago.

 

Y hablando de agua, verde, sombra y espacios deportivos, el Balbeario camping Municipal es un clásico regional. Allí los sábados y domingos no menos de cinco mil personas comparten lago, piletas, asados y partidos de fútbol en un ambiente familiar, con excelente servicio de “los chicos” del bufet.

Una particularidad es común los sábados y domingos, y es que miles de personas que llegan a Esperanza al Parque de la Agricultura- renovado cada año- y al Balneario Camping Municipal, que incluso los viernes tiene cine abierto gratuuito, son de ciudades como Santa Fe, Santo Tomé, Rafaela, de diferentes comunidades de Las Colonias y La Capital y hasta se puede encontrar cordobeses, entrerrianos y bonaerenses.

Los clásicos de la ciudad en verano, son cada vez más concurridos, y los atrae, además de la naturaleza, la calidad de la gente y la seguridad con que se cuenta. Dos riquezas que se deben cuidar.

Deja una respuesta