Sign in / Join

Profunda indignación promueve la campaña “Yo no te compro” contra la Shell

Miles de esperancinos están indignados. Toda la sociedad de Esperanza se está enterando del hecho y promueve a través de las redes sociales -en computadoras y teléfonos- una campaña contra la estación de servicio Shell bajo el lema “Yo no te compro”. La misma se ubica a la vera de Ruta Provincial Nº 6 a la altura de Esperanza y sus propietarios sería un sindicato de la ciudad de Rosario. Todo está sucediendo desde ayer.

Se debe aclarar que las otras dos estaciones de servicio de la misma marca- ubicadas en Ruta 70 y al sur dela ciudad- tienen otros dueños y nada que ver en este conflicto.

Todo habrá comenzado cuando el joven Alejandro Schaab, consultado por la prensa local a partir del noticiero Play Televisión, dio a conocer que “los patrones” le mandaron un telegrama donde se le comunica una suspensión laboral por cinco días sin goce de sueldo, y la advertencia es que si comete otra “falta” será despedido.

¿Cuál es la aparente falta del joven trabajador? Permitirle a Daniel Imvinkelried, ver la filmación de la cámara que tiene la estación de servicio a la hora en que Agustina, a la hora en que Agustina, su hija salía del Boliche Teos.

El papá de Agustina, acompañado por familiares, por entonces buscaba desesperado ese domingo cámaras en la zona y al permitirle el empleado hacerlo, habría notado en la filmación la presencia del automóvil y la persona que finalmente sería Pablo Trionfini, considerado luego como el asesino de su hija.

Luego la policía y la Justicia habrían requerido oficialmente las imágenes que permitieron desentrañar la parte más perversa de la trama.

Precisamente fue la acción humanitaria, básica, elemental, del joven esperancino lo que permitió a la policía y a la Justicia resolver el caso, gracias a las cámaras de esa Estación Shell a la cual toda la sociedad le estaba agradecida.

Pero para los propietarios de la estación, al parecer, el joven Alejandro, merece un castigo por ello y la posible cesantía.

La sociedad de Esperanza al conocer estos hechos, estalló indignada y se ha creado una campaña con la imagen amarilla que distingue a la empresa Shell con un sobre impreso: “Yo no te compro” que ya tiene miles de adherentes y el repudio social, que tiene una exigencia para terminar y retornar a la normalidad.

La sociedad esperancina exige que se revea la medida tomada contra el empleado  y se le pida perdón a la familia de Agustina Imvinkelried y a la sociedad de Esperanza para “levantar la medida”.

 

Muro de Facebook

“Ezequiel Schaab 2 h · Muchas gracias a todos los que se solidarizan conmigo..El que me conoce ¡sabe como soy!

Solo realicé un descargo de lo que pasó porque siento que no es justo y no causé ningun daño ni realicé algo fuera a lo que estamos acostumbrados hacer en la estación, mucho menos ante la situación que se dio..

Parece que me quieren hacer creer que hasta estuve equivocado, pero bueno mucha gente me conoce, y el que no, puede hablar conmigo y sacar sus dudas.. Gracias y ¡ está bueno que ya no miremos más para otro lado cuando pasan estas cosas como le pasó a Agustina!”.

1 comment

Deja una respuesta